Deportes

Manzano: "Sólo debemos mirar a Osasuna"

El de Bailén advierte que "no deberíamos jugar un match ball en Cornellá en la última jornada ante el RCD Espanyol. "Será un partido de hombres, de lucha", advierte. 

el 10 may 2011 / 18:30 h.

Manzano, con su 'segundo, Hurtado.

El entrenador del Sevilla, Gregorio Manzano, es consciente de la trascendencia del encuentro del Reyno de Navarra ante Osasuna, donde el plantel de Nervión debe asegurar su presencia en Europa una campaña más.  

El objetivo del de Bailén es no alcanzar la última jornada liguera ante el Espanyol sin el billete al Viejo Continente aún en el equipaje. "Deberíamos intentar no jugar un match ball en Cornellá", apuntó. "Hay que intentar que Osasuna sea nuestro Espanyol de dentro de 10 días", recalcó.

"En Pamplona hay que jugarse el todo por el todo, ésa es la mentalidad y la idea que transmitiré a los jugadores", resumió. "Vamos a ver si mañana -hoy para el lector- conseguimos el golpe de efecto", precisó.

Sobre el tipo de partido que se celebrará en el antiguo Sadar, el andaluz desveló que "espero un partido más técnico que físico, más de juego de césped que aéreo". "No vamos a caer en el juego de Osasuna, cuyo poderío está en el fútbol físico y aéreo", anticipó. "Será un partido muy difícil, de hombres que salgan a por los balones de verdad y no den ninguno por perdido", subrayó.

Uno de los temas que trató en sala de prensa fue la imagen ofrecida ante el Real Madrid, que endosó un histórico 2-6 a sus pupilos. "Lo que se debe hacer es que en el desarrollo del juego, cuando está parado, no se tengan despistes", auguró. "Entendemos que el Madrid o el Barcelona te pueden hacer daño con la calidad técnica que tienen sus jugadores, pero a balón parado no", lamentó sobre los dos goles de córner que anotó el Real Madrid de Mou.

Sobre el rosario de ausencias para los próximos encuentros, el técnico jiennense dijo que "no es el primer partido en el que tenemos contratiempos para actuar". "Ya no hace falta lamentarse más en ningún caso, porque no sirve para nada. Los jugadores, cuando no están, no están", espetó. "Siempre gusta tener a todos disponibles, pero en estos momentos no puede ser y lo que hay que hacer es que los que estén den ese nivel y que no tengamos que echar en falta a nadie", analizó.

Esquivo

El último tema al que se refirió Manzano fue el de su futuro. El de Bailén se mostró esquivo en el análisis de su singladura en el banquillo de Nervión, ya que, precisó, "aún quedan 3 partidos". "Aún nos faltan tres jornadas para cumplir el objetivo de estar en Europa", expuso. "Hay que terminar y, cuando terminemos, se valorarán las circunstancias por las que el equipo ha ido pasando", anticipó.

"No hemos tenido la regularidad que hubiéramos querido", lamentó. "Lamentablemente no ha podido ser y, de momento, tenemos que luchar por el objetivo de estar en Europa", añadió. Según su criterio, la clave es que "ha habido situaciones inesperadas que nos han afectado".     

  • 1