Deportes

Marcelino: acuerdo 'en frío'... o al juzgado

El Sevilla puede responder subsidiariamente por su desvinculación del Racing. El técnico, a su vez, no descarta demandar al club cántabro por incumplimiento de contrato, ya que le deben 400.000 euros.

el 03 jun 2011 / 21:03 h.

Marcelino, junto a su equipo de trabajo.

Marcelino se convertirá en el nuevo entrenador del Sevilla tras poner fin, unilateralmente, a su etapa en el Racing, con el que tenía contrato hasta 2012. Ahora, la cuestión es saber cómo se resolverá este espinoso asunto en el que hay una suma de dinero por medio. José María del Nido dijo esta semana que no pagaría un solo euro por rescindir el contrato de un técnico. Sin embargo, sus palabras chocan con lo que suele ocurrir en estos casos.

Habitualmente, los clubes asumen las indemnizaciones. Ejemplo de ello es lo ocurrido en su día con Juande Ramos. El pedroteño se fue del Sevilla tras acordar con el Tottenham que éste respondería económicamente por él en caso de ser condenado por incumplimiento de contrato. Y así fue. Luego, los clubes, con el fichaje de Zokora y cantidades pendientes de pago a favor del técnico de fondo, llegaron a un acuerdo. La cifra rondó los dos millones de euros. El Sevilla reclamaba tres.

En el caso de Marcelino, la duda es saber a cuánto ascenderá la indemnización y si el Sevilla responderá por él. El Racing, muy molesto, piensa exigir una buena suma. Se habla de un millón de euros. A su vez, Marcelino dice que le deben 400.000 y podría demandar al club por incumplimiento. Pese a todo, es probable que más adelante, en frío, los clubes lleguen a un acuerdo para evitar acudir a los tribunales.

Si no se produce ese acuerdo, la Jurisdicción Laboral, en ausencia de cláusula de rescisión, será quien determine el importe de la penalización. Lo hará "en función de las circunstancias de orden deportivo, perjuicio que se haya causado a la entidad, motivos de ruptura y demás elementos que el juzgador considere estimable".

¿POR EL DECRETO 1006/85? Generalmente, este tipo de asuntos suele discurrir por la vía del famoso Real Decreto 1006/85, que regula la relación laboral de los deportistas profesionales. Y éste recoge lo siguiente: "En el supuesto de que el deportista, en el plazo de un año desde la fecha de extinción, contratase sus servicios con otro club o entidad deportiva, estos serán responsables subsidiarios del pago de las obligaciones pecuniarias señaladas". Eso sí: siempre y cuando el juez aplique el 1006/85 por considerar que un entrenador es un deportista, algo que no siempre ha estado tan claro en los tribunales, pues hay quien entiende que la figura del entrenador -preparador físico, director deportivo y similares- no puede acogerse a ese Real Decreto. Pero esto último no es lo normal. Por tanto, salvo sorpresa, el Sevilla tendrá que pagar por su nuevo técnico.

  • 1