Deportes

Marcelino no lo ve del todo claro

Al término de la primera fase de la pretemporada, el técnico asturiano cree que el equipo tiene que mejorar algunos aspectos.

el 01 ago 2011 / 19:35 h.

Spahic y Escudé, en el duelo ante el Córdoba.

El Sevilla ya está inmerso en el mes en el que comenzará la competición oficial. Ha llegado hasta aquí ganando todo lo que ha jugado y marcando goles en cantidad y con facilidad, pero eso no es suficiente para contentar a un Marcelino García Toral que tiene claro que el equipo está aún lejos de lo que él pretende.

Terminada la primera fase de la pretemporada, en la que el equipo se ha enfrentado a rivales de inferior categoría en todos los partidos disputados, el técnico asturiano no termina de estar contento con las prestaciones que han dado sus pupilos hasta ahora, a escasos días de que empiece el tramo complicado de la pretemporada con partidos, ahora sí, ante rivales de entidad.

El exentrenador del Racing de Santander ahondó en la actuación del equipo en el partido de presentación del Córdoba del pasado domingo. "Hicimos un primer gol muy rápido en una buena acción colectiva y, a partir de ahí, observé al equipo bastante irregular". Para Marcelino, una de las claves para que la temporada del Sevilla sea exitosa es el control del esférico en todo momento, algo que echó en falta en la ciudad de los califas. "No nos hicieron ocasiones, pero tuvimos poco control del partido y del balón. En el segundo tiempo estuvimos flojos y con poca continuidad. Me gustó más bien poco lo que vi", afirmó.

Pese a todo, el asturiano sí cree que la preparación del equipo está siendo efectiva y que, poco a poco, se están asimilando los conceptos que pretende inculcar en sus jugadores. "Creo que aunque vamos por el buen camino, aún nos queda mucho. En algunos momentos conseguimos ser lo que queremos, pero en otros nos alejamos bastante".

Para solucionar estos problemas, Marcelino cree que el equipo lo que necesita es una mayor velocidad en la circulación de la pelota y, sobre todo, evitar las pérdidas absurdas. "Necesitamos más continuidad porque acusamos muchas pérdidas de balón. Pero creo que el cansancio y el calor pueden afectar. Nos faltó precisión en el pase y velocidad, pero hay que tener en cuenta que algunos jugadores venían de jugar muchos minutos el jueves en Jerez. Hasta cierto punto es comprensible que esto se traduzca luego en falta de rapidez, tanto a nivel mental como físico", concreto el entrenador sevillista.

Aunque una de las características que tiene Marcelino como entrenador es el ser crítico con su equipo, eso no es impedimento para que el de Careñes crea que el equipo está preparado para limar las deficiencias que aún presenta. "Creo que podemos estar, incluso, un puntito mejor de lo que esperaba, pero aun así no me conformo. En Córdoba presionamos menos que contra el Xerez pero hemos sido solidarios. Esto, unido a la actitud encomiable del equipo, hace que estemos en una buena dinámica de mejora", dijo.

Uno de los aspectos del juego que alaba el preparador es el contragolpe, que le ha dado muy buenos resultados en los cinco partidos disputados hasta ahora. "Tenemos un contraataque que resulta muy eficaz y que rompe a los rivales, porque somos serios en la recuperación. Hay que hacerlo muchas más veces y en eso estamos. Seguro que dentro de quince días, poco a poco, seremos mejores". De todas maneras, Marcelino cree que el resultado cosechado en El Arcángel podría haber sido más abultado. "El Córdoba ha dominado fases del partido pero sin hacernos ocasiones. Hemos fallado cuatro ocasiones claras", concretó.

  • 1