Local

Marcelino, tras la senda de Caparrós

Sólo el entrenador de Utrera ha dirigido tres temporadas al Sevilla desde que está en la presidencia José María del Nido, que ahora, por primera vez, ha abierto al asturiano la posibilidad de dirigir al equipo, sin cumple objetivos, durante ese periodo. 

el 08 jun 2011 / 22:14 h.

TAGS:

La llegada de Marcelino García Toral al banquillo del Sevilla ha ilusionado tanto al presidente José María del Nido que, incluso, se ha atrevido a romper el molde de los contratos que habitualmente ha hecho a los entrenadores a lo largo de su mandato.
El técnico asturiano ha firmado por una temporada, prorrogable otra más si consigue meter al equipo en la Champions League y de nuevo otra más si en la temporada 2012/13 lograra el mismo objetivo. Así, Marcelino opta a ser el técnico más longevo de los que han llegado al club en la era Del Nido.

En sus nueve años de presidencia, sólo Joaquín Caparrós ha sido capaz de aguantar en el banquillo nervionense tres temporadas, las mismas que tiene firmadas Marcelino. El utrerano llegó al Sevilla en el verano del año 2000 y se marchó en 2005. De sus cinco campañas, tres coincidieron con el mandato del abogado, consiguiendo las dos primeras clasificaciones europeas de la actual racha.Tras la marcha de Caparrós, el consejo de administración llenó el hueco con Juande Ramos. Su pasado bético, el recuerdo del utrerano y el mal inicio liguero estuvieron a punto de precipitar su marcha, pero el manchego recondujo la situación y llevó al Sevilla a levantar su primer título europeo, la Copa de la UEFA de 2006 . Juande firmó por un año con opción a otro si cumplía los objetivos. En la 2006/07 volvió a lograr la Copa de la UEFA , ganó la Copa del Rey y consiguió el tercer puesto en la Liga, así que de nuevo Del Nido confió en él. Pero al poco de iniciar su tercera temporada, Juande se acogió al decreto 1006/85 y el 26 de octubre de 2007 rescindió su contrato para marcharse al Tottenham, veintiocho meses después de arribar al club blanquirrojo.Su sucesor fue Manolo Jiménez, que tras coger a un equipo hundido logró clasificarlo para la Copa de la UEFA en su primera campaña. El de Arahal logró en su segunda temporada igualar el tercer puesto de la 2006/07. Finalmente, fue destituido el 23 de marzo de 2010 tras empatar en casa con el Xerez. Jiménez estuvo casi veintinueve meses dirigiendo al primer equipo.

Llega el baile. Los dos últimos entrenadores del Sevilla ni siquiera han llegado al año. El sustituto de Jiménez fue Antonio Álvarez, que consiguió acabar la 2009/10 como cuarto clasificado y ganar la final de la Copa del Rey . Pese al debate suscitado en torno a su figura, Del Nido fue fiel a su estilo y renovó al de Marchena por haber cumplido los objetivos. Pero su inicio de campaña fue pésimo al perder la Supercopa de España, caer en la previa de la Champions y no dar pie con bola en la Liga, de manera que fue destituido el 26 de septiembre. Álvarez sumó apenas medio año dirigiendo la nave sevillista.
El último hasta Marcelino ha sido Gregorio Manzano. El jiennense, tras una temporada repleta de altibajos, volvió a clasificar al equipo para Europa, aunque lejos de los puestos de Champions. Del Nido se encontró por vez primera con un entrenador que al finalizar la temporada no había cumplido los objetivos, así que rápidamente dio por finalizada la relación entre el técnico y el club. El de Bailén duró nueve meses en el Sevilla.
Así pues, Marcelino García Toral tiene ante sí el reto de convertirse en el técnico con mayor continuidad en el tiempo de la era Del Nido. El presidente afirma que ve en él mayor ilusión que en los demás. El sevillismo espera que esa ilusión vuelva a transformarse en éxitos.

  • 1