viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Deportes

Marchena, a tiro, al igual que... Squillaci

El Sevilla trabaja para fichar a un atacante pero se encuentra con opciones para reforzar su defensa, y ambas muy conocidas para la afición.

el 22 ago 2011 / 20:04 h.

Marchena, jugando con el Villarreal.

El Sevilla continúa trabajando para cerrar definitivamente su plantel. Quedan pocos días para que termine el plazo de fichajes y todas las miradas apuntan hacia Giovani Dos Santos, el gran deseado. Uche o Rodallega son otros atacantes cuyos nombres se han relacionado con el club. Sin embargo, en las últimas horas un defensa, y muy conocido, Carlos Marchena, se acerca a la órbita nervionense, según Radio Sevilla.

Esta información asegura que el Sevilla tiene la posibilidad de firmar al jugador de Las Cabezas de San Juan, y, además, a coste cero. Marchena, actualmente en el Villarreal, podría marcharse libre del club amarillo si hay algo que le interese, pese a que le restan dos temporadas de contrato. El central quiere regresar a Sevilla y una de sus ilusiones es jugar al más alto nivel en el club donde se formó y del que tuvo que marcharse cuando las arcas estaban vacías. Con todo, en el Sevilla no están muy convencidos. Marchena tiene 32 años y un alto salario en el Villarreal, aunque sería un refuerzo importante.

Apuntalar la zaga es uno de los deseos no sólo de los aficionados sino del propio club. El problema es que la prioridad es un delantero y que ya se ha fichado a un central, Spahic. Es pronto para evaluar al bosnio, pero a nadie escapa que un refuerzo vendría bien. Escudé necesita respiro si el equipo continúa en tres competiciones y Alexis debe mejorar su rendimiento respecto a la pasada campaña; Fazio, por su parte, está jugando en el centro del campo, Cáceres puede ejercer de central, donde ha dejado ciertas dudas si Coke le cierra el paso y Bernardo necesita foguearse.

SQUILLACI, EN VENTA. Mientras llega el día del cierre del plazo de fichajes, otro viejo conocido ha pasado a formar parte del mercado veraniego: Sebastien Squillaci. El francés, fichado por el Arsenal hace un año, no tiene sitio en estos momentos en los planes de Arsene Wenger, según la prensa inglesa, y el club le busca destino. Podría ser una buena opción, pero su regreso se antoja imposible. Entre otras cosas por la inversión que exigiría.

  • 1