lunes, 22 abril 2019
12:27
, última actualización
Local

Marchena planta cara al aumento de protección del casco histórico

Marchena echa el cierre a la futura ampliación de su conjunto histórico. El pleno ha rechazado por unanimidad el proyecto de la Junta de ampliar las zonas de protección patrimonial por temor a que "paralice la actividad en torno a la construcción". Foto: El Correo.

el 15 sep 2009 / 17:08 h.

TAGS:

Marchena echa el cierre a la futura ampliación de su conjunto histórico. El pleno ha rechazado por unanimidad el proyecto de la Junta de ampliar las zonas de protección patrimonial por temor a que "paralice la actividad en torno a la construcción". Mientras, la Junta mantiene que buscará una salida de consenso.

El Ayuntamiento de Marchena lo tiene claro: no quiere que se amplíen las zonas del centro que tengan máxima protección patrimo- nial. Y en esto, casualmente, están de acuerdo tanto el equipo de gobierno local (PA-PP) como la oposición (PSOE-IU), que aluden a que la ampliación del casco histórico marchenero, como prevé la Junta de Andalucía, sería dañino para el sector de la construcción y "más aún en tiempos de crisis".

Así, los socios de gobierno ya ponen pie en tierra ante un proyecto que creen "aleatorio y desmesurado" y hace que "la mayor parte del pueblo tenga un tratamiento similar a la protección del casco histórico", según explicó el portavoz del PA, Manuel Ponce.

La Consejería de Cultura ya remitió al consistorio la documentación sobre la próxima aprobación de la ampliación de la zona declarada conjunto histórico en 1966, en la que incluyen los arrabales históricos de San Miguel y San Sebastián. Eso supone, a juicio del Ayuntamiento, que la zona de más protección y mayor restricción a la construcción "se amplíe al 60% del casco urbano".

Tranquilidad. La moción aprobada en pleno emplazó al alcalde, Juan Rodríguez Aguilera (PA), a trasladar el malestar local a la Dirección de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura. Ante ese enfado, la Junta se apresuró a responder. El delegado provincial de Cultura, Bernardo Bueno, señaló que rechazar la ampliación en pleno "es un error, ya que es una forma de proteger el patrimonio municipal", a la vez que aclaró que la nueva catalogación "no afecta a las construcciones normales que están previstas". Junto a este mensaje de calma a los promotores, Bueno también emplazó al consistorio a mantener más reuniones para llegar a un consenso.

Sin embargo, para ello no sólo tendrá que convencer al consistorio. La asociación de constructores de Marchena tampoco está de acuerdo con la catalogación, que también recibió críticas en las recientes Jornadas de Historia de Marchena, donde los expertos consideraron que esta decisión de la Junta "ha llegado tarde".

  • 1