Deportes

Maresca dice que se va ''triste, por un lado'' al marcharse del Sevilla

Vicenzo Maresca, ha dicho hoy, poco antes de viajar a Roma, que se va "por un lado, triste" de no poder acabar su carrera e incluso establecerse en la capital andaluza.

el 16 sep 2009 / 05:36 h.

Vicenzo Maresca, centrocampista italiano del Sevilla FC, ha dicho hoy, poco antes de viajar a Roma para cerrar el contrato que le unirá al Olympiakos griego las tres próximas temporadas, que se va "por un lado, triste" de no poder acabar su carrera e incluso establecerse en la capital andaluza.

El futbolista, que ha vivido la mejor etapa deportiva de la historia del Sevilla, en conferencia de prensa, ha dicho que ello se debe a que "algunos han cambiado de opinión".

Se refiere Maresca al entrenador Manolo Jiménez, y aunque antepone que no quiere recordar en el adiós "las pequeñas cosas malas", el futbolista ha relatado que sólo hace unos pocos meses, cuando ampliaba contrato, "pasaron cosas que pudieron cambiar el pensamiento de algunos".

"No pasa nada. Aunque parezca un poco absurdo, el míster lo que me dijo ayer fue que era uno más de la plantilla si no me iba. Yo le dije que estaba casi hecha mi marcha", ha agregado.

Maresca ha añadido que aunque el entrenador le decía que contaba "los hechos apuntaban a otra cosa, más bien al revés. Los hechos a partir de enero y hasta junio no han sido así".

"Muchas veces me he planteado quedarme en Sevilla para siempre, para acabar mi carrera y para todo. Antes de venir a Sevilla cambiaba de equipo cada año, y aquí han sido cuatro temporadas. No sé si algún día me hubiese ido de aquí si no llega a pasar lo que ha pasado", ha señalado.

Para Maresca, el objetivo en Grecia es "seguir colaborando en ganar los títulos en su Liga y ayudar para progresar más en Europa", y el hecho de haberse decantado por la oferta helena se debe a que "buscan un centrocampista" de sus características.

El italiano, tras recordar con detalles los mejores momentos deportivos de su etapa en Sevilla, y mirar al cielo para recordar la peor vivencia de su carrera, la desaparición de su amigo y compañero Antonio Puerta, ha desvelado que tuvo "hasta el último momento" la opción de regresar a Italia, al Génova, pero todo se fue al traste porque "quería una cesión y no era ésa la idea", aunque asegura que espera acabar su carrera en Italia.

Maresca, por último, se ha referido a la afición sevillista que "desde el primer día ha sido muy bonita. Nació la peña en el momento menos bonito a nivel personal".

"Me da mucha alegría que todo esta gente se haya acordado de mí cuando no jugaba. Se han entregado y me han prometido que aunque me vaya, la peña sigue. Yo siempre estaré listo para ellos. Ojalá que vengan a verme a Grecia o dónde sea", concluyó.

  • 1