Local

Margallo cree que España sólo puede aspirar a que se rebaje en "décimas" el objetivo de déficit

Pide que el objetivo de déficit de España se reparta a lo largo de un calendario y no se concentre sólo en un año.

el 01 mar 2012 / 10:49 h.

TAGS:

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel  García-Margallo, ha reconocido este jueves que "lo más" a lo que  puede aspirar España es a que la Comisión Europea acceda a rebajar en  "décimas" el objetivo de reducción de déficit fijado para nuestro  país este año, que permanece marcado en el 4,4 por ciento del PIB.

En declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, ha aclarado que  no ha percibido "malestar" entre sus colegas europeos por los deseos  del Gobierno español de rebajar este objetivo de reducción del  déficit español, que en 2011 se situó en el 8,51 por ciento.

García-Margallo ha defendido que se cambie el objetivo del 4,4 por  ciento para este año porque "las circunstancias han cambiado".   España cerró 2011 finalmente con un déficit del 8,51 por ciento,  frente al 6 por ciento previsto por el anterior Gobierno, y las  previsiones de la Comisión Europea auguran que este año nuestra  economía decrecerá un 1 por ciento.

Por tanto, se pueden hacer dos cosas: "a cascoporro", haciendo un  ajuste "muy superior" al previsto para bajar el déficit al 4,4 por  ciento del PIB a finales de 2012 o se replantea conseguir esa meta  "en más tiempo", como negocia cualquier empresario que va al banco,  ha explicado.

CALENDARIO PARA CUMPLIR

El ministro ha apostado por que el esfuerzo de reducción del  déficit que tiene que acometer España se reparta "a lo largo de un  calendario" y no se concentre solo en un año porque "a medida que el  esfuerzo es mayor, la actividad económica se enfría" y en  consecuencia "hay menos recaudación de impuestos".

El ministro ha recordado que las previsiones de crecimiento para  2012 han empeorado "para todos los países" de la UE, no solo para  España, y cree que la Comisión Europea "tiene razón" cuando, antes de  decidir "qué tipo de flexibilidad" concede, pide "conocer las  circunstancias".

Más allá de la desviación del déficit de 2011 conocida y de que las  previsiones de crecimiento para España en 2012 no serán positivas  como se preveía en un principio, sino negativas, "hay que ver las  tripas de dónde está ese déficit en profundidad", ha indicado.

"Y eso es lo que está haciendo el Gobierno", ha dicho el ministro,  que se ha quejado de que Bruselas pida al Ejecutivo elaborar unos  presupuestos "en mes y medio, sin conocer todos los datos, cuando un  presupuesto se hace como mínimo en seis meses".

Ha recordado que los datos que se le piden a España no son solo de  la Administración General del Estado, sino también de las Comunidades  Autónomas, de las corporaciones locales y de la Seguridad Social.  "Nos obligan a cambiar las cañerías y seguir dando agua", ha  explicado parafraseando a Adolfo Suárez.

SE RECONCILIA CON MERKEL

García-Margallo ha admitido que la metáfora que empleó hace unas  semanas para criticar la reacción tardía de Alemania en la crisis de  deuda europea -acusó a la canciller alemana, Angela Merkel, de llegar  siempre "un cuarto de hora tarde no fue excesivamente afortunada".

El ministro ha dicho hoy que admira "mucho" a la canciller, que es   "probablemente" la política "más europeísta" de su partido, los  democristianos alemanes.

Sobre las manifestaciones en la calle contra las reformas,  García-Margallo cree que "no favorece" la imagen de España, pero ha  recordado que este tipo de protestas se han repetido en "toda  Europa".

Frente al "disgusto" con el que reaccionan los ciudadanos por los  recortes y las reformas, ha defendido que los responsables políticos  les expliquen que la austeridad y las reformas son "el único" camino  que permitirá "recuperar la salud".

  • 1