Cultura

Mari Pau Domínguez: «A la hora de escribir, reniego de la literatura femenina»

La escritora Mari Pau Domínguez vuelve al Madrid de Felipe II y a las intrigas de su corte en su última obra, La casa de los siete pecados (Grijalbo), con la que el año pasado obtuvo el I premio Caja Granada de novela histórica.

el 16 sep 2009 / 01:55 h.

La escritora Mari Pau Domínguez vuelve al Madrid de Felipe II y a las intrigas de su corte en su última obra, La casa de los siete pecados (Grijalbo), con la que el año pasado obtuvo el I premio Caja Granada de novela histórica.

Domínguez (Sabadell, 1963) ya se ocupó de la tercera esposa del monarca, Isabel de Valois, en su anterior novela, titulada El diamante de la reina. El amor francés de Felipe II. Pero es evidente que este segmento de la Historia de España da para mucho: "Descubrí a Felipe II estudiando para mi novela anterior, y creo que me he enamorado de él", explica la escritora. "Me causó gran interés y fascinación no sólo por haber sido el gobernante con más poder de nuestra historia, sino también por poseer un perfil humano que aún está por descubrir para el gran público", añade.

La casa de los siete pecados no gira tanto alrededor del rey como de la Casa de las Siete Chimeneas, un edificio del siglo XVI que alberga actualmente el Ministerio de Cultura, en la madrileña Plaza del Rey. Allí empieza Domínguez recreando el hallazgo -verídico- a finales del siglo XIX del cadáver de una mujer con siete monedas de oro en la mano de la época de Felipe II, lo que permitió especular con que se tratara de una de las amantes del monarca, Elena Zapata, a quien casó con un capitán de los Tercios de Flandes.

La escritora recrea la relación entre el rey y su joven amante cuando está a punto de recibir a Ana de Austria, su cuarta esposa, y la permanente colisión que sus infidelidades creaban en un monarca absolutista y profundamente religioso. "He intentado reflejar con exactitud cómo era la Corte y el Madrid de entonces. Creo que para un lector es, si no divertido, acercarse a la Historia no sólo a través de los grandes hechos, sino también sobre la base de la vida cotidiana".

Lo que rechaza de plano Mari Pau Domínguez es la idea de hacer literatura femenina, o dar tal enfoque a sus ficciones: "Soy una mujer, desde luego, pero a la hora de escribir reniego de eso. Ni la reina ni la amante son protagonistas, aunque tengan un papel tan importante en la novela como lo tuvieron en la realidad", asevera la escritora.

Sobre la Casa de las Siete Chimeneas, un inmueble que Mari Pau Domínguez ha visitado innumerables veces, asegura que "se trata del único ejemplo de arquitectura civil de la época que queda en pie en Madrid, pero no se le ha prestado la atención que merece", y recuerda que en cada una de ellas "sentí más la Historia, aunque ahora no tiene nada que ver con lo que fue. No tomo apuntes del natural, pero sí me ayudó esa sensación de pisar un sitio tan legendario".

  • 1