sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Cultura

María Sanz y la luz escrita

La sevillana presentó ayer su nuevo poemario en el Ateneo.

el 31 may 2010 / 19:50 h.

La escritora María Sanz (Sevilla, 1956) presentó ayer en la sede del Ateneo su último poemario, La luz no usada, un libro publicado en el sello Guadalturia en el que la autora entona su personal canto a la ciudad que la vio nacer y donde reside. Rincones como Santa Cruz, el convento de Santa Inés, El Salvador, el Hospital de la Caridad o el monasterio de San Clemente son algunos de los elementos de inspiración que Sanz recoge en una serie de cuidadas prosas poéticas.

"Yo tengo ya como precedentes tres libros, he experimentado el tema de distintas formas, y en este cuarto he puesto en prosa poética monumentos, conventos, lugares recónditos, algunos de los cuales no son muy conocidos, pero sí están al alcance de la gente que se interese", explica la autora, quien cree que el hecho de que Sevilla sea una de las ciudades más escritas es un estímulo extra: "Cada autor tiene su versión de lo que significa Sevilla. Hay mucho escrito, pero las fórmulas no se repiten. El punto de vista poético trata de ir más allá de la mera contemplación, por eso he incluido los conventos de clausura, que son los grandes desconocidos. Me apetecía ofrecer una visión interior en una ciudad que suele destacar más bien por lo contrario, por su manifiesta extraversión".

La autora de títulos como Tu lumbre ajena, Voz mediante, Regazo e intemperie o Hypnos en la ventana cree que el verso de Fray Luis de León que da título al libro recoge "esa luz de algunos lugares que, si la vemos con ojos de una interioridad más profunda, es siempre nueva. Aunque nos envuelve, es distinta a diferentes horas, algo nuevo cada vez que la ves".

La edición se acompaña de una serie de ilustraciones elegidas por el editor, algo que María Sanz considera "un acierto, porque cada sitio requería una representación gráfica. Creo que el libro gana con ellas", concluye.

  • 1