Local

Mariano Rajoy reclama más 'control y orden' en la Ley de Inmigración

Mariano Rajoy anunció ayer que en los próximos días presentará una propuesta para reformar la Ley de Inmigración basada en los principios de "orden, control y ley". Junto a esta propuesta presentará una serie de iniciativas contra lo que ve como "inactividad" del Gobierno. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 18:06 h.

TAGS:

Mariano Rajoy anunció ayer que en los próximos días presentará una propuesta para reformar la Ley de Inmigración basada en los principios de "orden, control y ley". Junto a esta propuesta presentará una serie de iniciativas contra lo que ve como "inactividad" del Gobierno.

El presidente del PP adelantó estas iniciativas en la clausura del XI Congreso Regional del partido, que eligió como nueva presidenta a la ex alcaldesa de Zaragoza y ex presidenta del Congreso Luisa Fernanda Rudi, a la que brindó su apoyo, el del partido y el de sus 700.000 miembros. Durante su intervención, Rajoy alegó que es preciso evitar las regularizaciones masivas de trabajadores inmigrantes y redefinir el derecho a la reagrupación familiar para impedir que "se convierta en un procedimiento para entrar por la puerta de atrás" y con el objetivo de que sirva, exclusivamente, para "recomponer núcleos familiares".

Además, la propuesta que el PP tramitará a través de las Cortes Generales tendrá como objetivo establecer "de verdad mecanismos de integración", subrayó.

El presidente de los populares añadió que en 2007 se concedieron en España 970.000 nuevos permisos de residencia y que este año, 2008, "en plena crisis" se han concedido ya 550.000 permisos, lo cual "merece una reflexión" para "tener una idea clara de lo que se pretende".

Otro de los temas cruciales de su discurso volvió a ser la crisis económica. El presidente del PP criticó que aunque se hacen necesarias reformas estructurales el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "no hace nada".

Reiteró que en España "sobran normas y regulación" y que lo que hay que hacer son reformas estructurales, fiscales, educativas y energéticas, bajar los impuestos de las pymes o los autónomos y reducir el IRPF, entre otras, para reactivar la economía. A su juicio, en este país "se pueden bajar los impuestos" y es necesario hacerlo para reactivar la economía y si se ha podido hacer en Portugal también se puede aquí.

Rajoy mostró su satisfacción porque España, la octava o novena potencia del mundo, esté presente en Washington en la cumbre del G-20 que analizará la reforma del sistema financiero, pero advirtió a Zapatero de que debe acudir para buscar soluciones a los problemas de los españoles. Sobre este asunto, le recordó al presidente del Gobierno que la política exterior es "algo muy serio, muy importante y no se pueden cometer frivolidades porque afecta a nuestros intereses y nuestra vida", e ironizó que tiene "gracia" que haya sido George Bush y Nicolás Sarkozy quienes hayan favorecido la presencia de España en la cumbre.

Rajoy concluyó insistiendo en su mensaje de que el PSOE recibió en 2004 "la mejor herencia que ningún gobierno democrático haya recibido desde 1997".

  • 1