Deportes

Mario y Salva Sevilla ya están para reaparecer

De todos los lesionados o tocados, los más dudosos son Cañas y Santa Cruz, pero los médicos confían en recuperar a todos para el domingo.

el 02 ene 2012 / 20:23 h.

Salva Sevilla, con Mel, en el primer entrenamiento del año.
El cambio de año ha brindado una excelente noticia al Betis desde la perspectiva médica, ya que ha sido entrar 2012 y quedarse la enfermería casi vacía. Quitando a Álvaro Vadillo, aún convaleciente de una operación de rodilla, todos los demás componentes de la plantilla profesional estarán a disposición de Pepe Mel para el choque del próximo domingo ante el Sporting de Gijón. La buena nueva se confirmó en parte ayer por la tarde, en el primer entrenamiento del año: Mario y Salva Sevilla, los dos futbolistas que más semanas acumulaban de baja, se ejercitaron con normalidad, al igual que Juanma, que cayó en la víspera del partido ante el Atlético de Madrid. Y de los cuatro compañeros que trabajaron aparte, el que puede preocupar más es Cañas, pero en principio también está a tiempo de recuperarse, igual que Santa Cruz, Ustaritz y Nelson.

Por partes, el jugador que más inquietaba a Mel y por supuesto a los médicos era Mario. A principios de diciembre, después de aquella increíble victoria ante el Valencia, el central canario sufrió su cuarta lesión de la temporada, un principio de síndrome compartimental en la pierna derecha. Se trataba de un golpe que había comprimido un nervio porque la inflamación era muy grande. Era tal la importancia del problema y tanta la reiteración de sus visitas a la enfermería que hasta Mel reveló que el club se planteaba operar al futbolista. El entreno de ayer era clave... y Mario lo superó sin problemas. Huelga decir que los médicos, en todo caso, siguen observando su caso con especial atención.

Salva Sevilla es la otra gran noticia de principios de año para el Betis. El almeriense sufrió un esguince del ligamento lateral de la rodilla derecha en el partido contra Osasuna, a principios de diciembre, y se le diagnosticó un mes de baja. Los plazos se han cumplido y el centrocampista, tan importante en el dibujo de Mel, está de nuevo apto para competir en Primera División.

En cuanto a los jugadores que ayer se entrenaron al margen del grupo, el que arrastra un problema de más importancia es Cañas, al que se le bloqueó el gemelo en el envite copero contra el Córdoba; de hecho, el músculo estuvo a punto de romperse. También renqueante desde el último compromiso oficial del año pasado continúa Santa Cruz, en su caso con el tendón de Aquiles algo inflamado. Nelson, por su parte, se ejercitó aparte porque el tobillo le dio un susto, aunque sin más, y Ustaritz tenía cargados los isquiotibiales.

  • 1