Local

Marlaska ordena proseguir la causa contra el alcalde Puerto Real

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha transformado en procedimiento abreviado, trámite inmediatamente anterior a la celebración del juicio oral, las diligencias previas por un delito de injurias graves al Rey abiertas al alcalde de Puerto Real (Cádiz), José Antonio Barroso (IU).

el 15 sep 2009 / 17:27 h.

TAGS:

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha transformado en procedimiento abreviado, trámite inmediatamente anterior a la celebración del juicio oral, las diligencias previas por un delito de injurias graves al Rey abiertas al alcalde de Puerto Real (Cádiz), José Antonio Barroso (IU).

El magistrado ha adoptado esta decisión en un auto tras tomar declaración a Barroso como imputado, ya que calificó de "corrupto" al Rey en un discurso pronunciado el pasado 14 de abril, y ha pedido al fiscal que en un plazo de 10 días solicite la apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la causa, sin perjuicio de que pueda pedir "excepcionalmente" la práctica de diligencias para formular la acusación.

En el relato de hechos, Grande-Marlaska señala que Barroso hizo sus manifestaciones durante un discurso pronunciado con motivo del aniversario de la proclamación de la Segunda República en el que aseguró: "El Borbón es el hijo de un crápula (...), el Borbón es hijo de una persona de condición licenciosa, deplorable, deleznable, no menos licenciosa que la de su esposa".

"Si algo había que aplicarle, sería la ley de extranjería, y no a ningún emigrante que viene a construir este país, es algo de lo que nos debemos avergonzar", continúa el auto, que subraya que el alcalde "retó" a los medios de comunicación a publicar "la condición corrupta del Jefe del Estado (...), el Rey es de naturaleza corrupta porque lo es de condición, pero también lo es en lo personal".

El juez considera que estas declaraciones "revisten por ahora" los caracteres de un delito de injurias graves al Rey -castigado con multa de 6 a 24 meses-, y que trascienden "el ejercicio legítimo del derecho de libertad de expresión, incluso política, dada la condición del imputado".

Las califica de "desproporcional a los fines de conjugar la crítica, incluida la institución monárquica dentro del debate público que quiera concluirse, violentando el límite de intangibilidad inherente a la dignidad de la persona que la encarna, así como de los fundamentos del orden político y de la paz social".

A la salida de la Audiencia Nacional, donde una treintena de personas -entre ellas el presidente del PCE, Felipe Alcaraz- le esperaban entre aplausos y con banderas republicanas, Barroso ha manifestado que, pese a que el archivo de la causa hubiese sido un "éxito político notable", la decisión del juez "va a favorecer el debate sobre la naturaleza del ciudadano Juan Carlos de Borbón y su entorno familiar y empresarial".

"En este país no se puede hablar del Rey, ni de sus negocios, ni de sus socios, ni de la fortuna de origen desconocido. El Rey es inimputable, inviolable y, por lo que se ve, incalificable", ha sostenido el alcalde, que ha añadido que se siente en la obligación de "seguir insistiendo en que se conozcan todas sus andanzas, incluso sus escarceos amorosos", ha detallado.

Barroso ha culpado a la "dirección del PSOE" de convertirse en "el principal blindaje que el Rey tiene" que impide que "la libertad de expresión y las investigación llegue a penetrar"

El abogado del alcalde, Enrique Santiago, ha recalcado que las manifestaciones de Barroso se enmarcan dentro del ejercicio de su libertad de expresión "sin ninguna intencionalidad, sino en un contexto histórica, en unas referencias históricas sobre la condición personal y familiar" de los miembros de la Familia Real.

Además, ha fundamentado sus ataques al Rey en libros como 'El negocio de la libertad', de Jesús Cacho, o 'El último Borbón', de Amadeo Martínez Inglés; obras que, para el alcalde, "se han editado y publicado en España "sin ninguna traba".

  • 1