Local

Marruecos anuncia "decenas de detenidos" mientras los saharauis muestran su temor

el 11 nov 2010 / 20:54 h.

TAGS:

Niños recibiendo cuidados medicos en El Aaiún tras el desmantelamiento.

Cuatro días después del desmantelamiento del campamento de protesta saharaui junto a El Aaiún, el Gobierno marroquí anunció hoy "decenas de detenciones", mientras que fuentes saharauis hablan de un clima generalizado de temor ante las "redadas masivas".

Tras el Consejo de Gobierno celebrado este jueves, el portavoz gubernamental marroquí y ministro de Comunicación, Jalid Naciri, hizo hincapié en el "mantenimiento de la movilización para defender la causa nacional con el objetivo de abortar todas las maniobras de los enemigos" de la integridad territorial.

En ese grupo, incluyó a los "criminales responsables de los altercados" en la capital administrativa del Sahara Occidental, indicó en rueda de prensa Naciri, quien agregó que se ha detenido a "decenas de personas", sin precisar el número.

"Todas las detenciones se han llevado a cabo con pleno respeto de las exigencias del procedimiento penal y con la supervisión de la Fiscalía General", dijo.

El presidente de la Asociación Sahara Marroquí (ASM), Reda Taujni, indicó a EFE que, según sus fuentes, el número de detenidos se eleva a 172, entre los cuales también hay una minoría de "ciudadanos pro marroquíes" que participaron en los disturbios.

Fuentes saharauis informaron de que entre 40 y 50 personas fueron presentadas hoy ante el Tribunal de Primera Instancia de El Aaiún, aunque este extremo no fue confirmado por el Gobierno.

Las detenciones no se limitan a El Aaiún, foco de las protestas, sino también a otras ciudades saharauis como Smara, a unos 250 kilómetros de allí, donde, según esas fuentes, se han dado en los últimos días "manifestaciones de solidaridad", dispersadas por las fuerzas marroquíes.

Miembros de la Policía, de las Fuerzas Auxiliares y del Ejército mantienen además una fuerte presencia en las calles de El Aaiún, donde, según fuentes españolas, todavía se pueden ver los restos de la batalla campal del lunes, como camiones quemados o edificios con los cristales rotos.

El gran despliegue policial, a juicio de Taujni, va a seguir hasta "restablecer la seguridad" en El Aaiún, donde fuentes saharauis apuntan que muchos jóvenes partidarios de la autodeterminación se ven obligados a cambiar de casa cada pocas horas por su "gran temor" a ser detenidos.

"La policía está entrando en muchas casas para buscar a los jóvenes, y aterrorizan a las familias", dijo un activista que pidió mantener el anonimato, y que anunció su intención de dejar El Aaiún "lo antes posible" para no ser arrestado.

También en la jornada de hoy, la Policía marroquí condujo a comisaría para tomar declaración a tres periodistas españoles de la Cadena SER que habían conseguido entrar a la ciudad, y que según dijo a EFE uno de los enviados, Nicolás Castellano, habían pedido autorización a las autoridades pertinentes.

En Rabat, el portavoz Naciri volvió a arremeter un día más contra la prensa española y criticó que parte de la cobertura española de los altercados en El Aaiún hasta el momento vaya dirigida, según él, a "transmitir una imagen horrorosa" del país.

En esa línea, hizo mención especial a los corresponsales españoles acreditados en el país, a los cuales el ministro les expresó que son bienvenidos en Marruecos "a condición de que traten las cuestiones marroquíes en su calidad de periodistas y no de activistas".

El último balance ofrecido por Rabat habla de diez víctimas mortales entre las fuerzas marroquíes, sobre los que se considera que "fueron asesinados de manera bárbara", y de un solo civil saharaui fallecido.

  • 1