Marruecos da oxígeno contra la crisis

Más de 200 empresas buscan ampliar o diversificar su negocio en la Expo Andalucía Marruecos que arrancó ayer en Casablanca.

el 29 sep 2009 / 19:56 h.

Griñán inauguró ayer la Expo Andalucía Marruecos.

Por asfixia, por agudeza o por diversificar riesgos, más de 200 empresas andaluzas se reúnen desde ayer en Casablanca (Marruecos) para intentar cambiar ideas, debatir proyectos y, si hay sintonía, firmar acuerdos.


Sonia suspira, muerde el boli y responde sincera: "Nunca habíamos pensado en venir, pero la crisis aprieta y teníamos que buscar oportunidades". La empresa que rige esta almeriense (Insoal Energía Solar) es una de las 200 firmas que participan desde ayer en la Expo Andalucía Marruecos, que cuenta con 7.500 metros cuadrados y a la que se prevé que se acerquen 15.000 personas. Es un escaparate ideado por Extenda que agotó el espacio en dos días. Tal es el ansia de buscar una apuesta para salvarse o consagrarse.


Paseando entre los stands, la sintonía entre andaluces y marroquíes se palpa, más allá de las sonrisas a las que obliga el protocolo y el negocio. Ejemplo de ello son José María y Aziz, compañeros en Infrico, una marca que fabrica cámaras frigoríficas en Lucena (Córdoba) y las vende y mantiene en Marruecos. Lleva tres años en las dos orillas, da trabajo a 220 empleados y factura 42 millones.


Vienen a enseñar que querer es poder. "Daban miedo las trabas, el idioma, las costumbres... Pero hemos encontrado gente muy seria", reconoce José María. Su meta es crear en Marruecos una infraestructura equivalente a la andaluza y caminar en paralelo, filosofía que cuadra con el mensaje que ayer lanzó el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, en la inauguración de la muestra. La etapa de la cooperación, dijo, debe dar paso al "asociacionismo", las empresas mixtas, el partenariado y el esfuerzo equilibrado. Lo resumió gráficamente Carlos Pintor, que hace y vende muebles entre Armilla (Granada) y en el reino alauita. "Marruecos no puede ser una tierra de la que sacar tajada como de un melón", señala.


Para echar una mano a emprendedores como Carlos, el Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio pondrá en marcha un plan de promoción y exportación específico para Marruecos. "Vamos a hacer un traje a medida de las necesidades de los empresarios", explicó ayer el presidente del Consejo, Antonio Ponce. La estrategia de Griñán -la de "incrementar las relaciones económicas, que han crecido un 87% en cuatro años, con empresas compartidas que permitan conquistar mercados en otros países"- la aplica Todolivo, empresa cordobesa de cultivo superintensivo de olivar que comenzó a plantar en Marruecos en 2006 y ya lleva más de 2.500 hectáreas. Como reconoce su responsable en el Norte de África, Martín Navarro, la experiencia les va a permitir expandirse por Argelia, Egipto y Túnez. "Ellos tienen la tierra y nosotros les traemos olivos y asistencia, pero ya se ha generado un equipo común más allá de una oferta y una demanda", sostiene.


Maruan Reda, tunecino, busca un aliado andaluz que depure aguas como él. Y ya asume que, cuando se embarque, lo hará en igualdad de condiciones. "Andalucía da ideas, pero nosotros ponemos la voluntad. Nos ayudan y ayudamos. Es un trato justo". ¿Y ve buenos candidatos para jugarse los cuartos? "Inshalah, aquí hay mucha calidad", desea.

  • 1