Local

Marruecos garantiza pasaporte a Haidar "en media hora" si pide perdón a Mohamed VI y reconoce ser marroquí

"No creo en esa huelga de hambre. Yo también puedo decir que estoy  haciéndola y de noche me puedo hartar de comer", dice el cónsul.

el 02 dic 2009 / 10:05 h.

TAGS:

El cónsul de Marruecos en Canarias, Abderrahman Leibek, ha  asegurado hoy que la activista saharaui Aminetu Haidar --que lleva 17  días en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote-- puede tener  un nuevo pasaporte marroquí "en media hora" siempre y cuando pida  perdón a su Rey, Mohamed VI, tras su "acto de traición a su patria" y  reconozca que su nacionalidad es marroquí.

"Tiene que pedir perdón a la institución más alta de Marruecos, al  Rey, y cuando esta institución le haya perdonado yo no tengo ningún  inconveniente en expedirle un pasaporte a Haidar en media hora",  sentenció el cónsul en rueda de prensa, para agregar a continuación  que en todo caso tendría que ir ella a buscarlo al consulado  marroquí, en Las Palmas de Gran Canaria.

Leibek dijo que "no cree en la huelga de hambre" de Haidar y  afirmó que el Sáhara Occidental "ya es marroquí y nadie podrá torcer  el brazo de Marruecos en cuanto a su marroquinidad". 

EL REY, "UN HOMBRE MAGNANIMO"

"Mohamed VI es un hombre magnánimo y estoy seguro de que en cuanto  Haidar le pida un pasaporte y reconozca que es marroquí le va a  perdonar y me telefoneará alguien para que le dé su pasaporte",  aseguró el diplomático, que hizo especial hincapié en que "Marruecos  nunca va a ceder al chantaje de Argelia y el Frente Polisario" y  subrayó que "este asunto es un problema político y bajo ningún  concepto es un problema de derechos humanos". 

En este sentido, acusó a "Argelia y el Polisario de hacer una  instrumentalización de los derechos humanos para ganar una batalla  política, pero no lo van a conseguir". Manifestó que "el problema del  Sáhara no lleva sólo 34 años sino 50 años" y recordó que "Marruecos  desde que consiguió la independencia en 1956 pidió a España  descolonizar al Sahara y que le entregara la provincia sur de  Marruecos". 

Añadió que "el ex presidente de EEUU, Eisenhower en 1956 pidió a  España que cediera el Sáhara a Marruecos y España no quiso, a pesar  de que era la solución justa". Así, insistió en que el Gobierno  marroquí "nunca bajó los brazos para reivindicar sus provincias del  sur" y que "todos los secretarios generales de Naciones Unidas han  vivido este problema". 

"YO TAMBIEN ESTUVE EN LA CARCEL"

No en vano señaló que "todos los saharauis" están "sufriendo este  problema". "Yo también lo he sufrido y he estado siete años en las  cárceles de Argelia con mis hijos y mi mujer, nunca lo he dicho y lo  digo ahora, todos los saharauis somos víctimas del delirio de  grandeza y el espíritu de dominación de Argelia y el problema del  Sahara lo ha creado Argelia para dominar todo el noroeste africano",  destacó Leibek. 

En su opinión, "Marruecos no ha escatimado ningún esfuerzo para  resolver este problema de forma legal, definitiva y justa". De forma  que recordó que este Gobierno intentó hacer un referéndum en los años  80, pero el Polisario lo rechazó, posteriormente, se firmó con  Naciones Unidas y el Polisario un acuerdo de Paz y desde 1999 las  Naciones Unidas están en las provincias sur de Marruecos para hacer  un referéndum. 

Sin embargo, aseguró que "Naciones Unidas ha reconocido su fracaso  y que no se puede llevar a cabo un referéndum de autodeterminación en  el Sáhara porque es una población nómada". De ahí que reiteró que "la  solución es la que dio Marruecos que es un amplio Estatuto de  Autonomía", algo que también rechazó el Polisario, porque, a su  juicio, "no tiene la valentía política para aceptarlo y no es libre  porque es Argelia la que rechaza todos los planes de paz vengan de  donde vengan".

DERECHO DE PLEITESIA

Respecto a la polémica abierta con Haidar, el cónsul de Marruecos  en las islas confesó que no cree "en esa huelga de hambre". "Yo puedo  decir que estoy haciendo una huelga de hambre y de noche me puedo  hartar de comer y estoy en la silla de ruedas y pongo mala cara",  insistió, al tiempo que confirmó que "no es posible expedir un nuevo  pasaporte" a la defensora de los derechos humanos, ya que para ello  tendría que "recibir una orden" del Gobierno marroquí. 

Además, planteó que "Haidar no puede solicitar hoy lo que rechazó  hace 18 días, cuando dijo que no es marroquí y rechazó la tarjeta de  identidad marroquí y para volver a obtenerlo el derecho internacional  privado de Marruecos dice que tiene que pedir perdón a la institución  más alta de Marruecos, al Rey, y cuando esta institución le haya  perdonado yo no tengo ningún inconveniente en expedirle un pasaporte  a Haidar en media hora". 

En este sentido, explicó que "Marruecos no va a dar ningún paso  hasta que pida perdón, ya que cuando un marroquí hace un acto de  traición a su patria, la única forma de que el Gobierno le perdone es  pidiendo perdón al Rey porque la nacionalidad de Marruecos depende  del derecho de pleitesía". 

Para obtener el pasaporte, Haidar tendría que aportar al Consulado  en la capital grancanaria, su petición, presentar una fotocopia de su  tarjeta de identidad, partida de nacimiento, cuatro fotografías y  "buena conducta". 

Asimismo, el cónsul se negó a viajar a Lanzarote, donde señaló que  "no" se le "ha perdido nada". "Es una isla para pasar las vacaciones,  pero no para ver a Haidar, que es una saharaui como yo y le deseo lo  mejor como persona humana y no quiero que ponga en su vida en  peligro. Todos los familiares de Haidar son amigos míos, pero lo  siento mucho, cada uno está en un bando y ella salió por la  tangente", justificó.

"DEJARA DE AYUNAR SI SE LO PIDE EL FRENTE POLISARIO O ARGELIA"

A su entender, "este problema no es español ni marroquí, sino  argelo-polisario" y subrayó que "Haidar es una militante del Frente  Polisario y es éste y Argelia los que la han incitado a hacer la  huelga de hambre". 

"Nos quieren vender gato por liebre y confundir la velocidad con  el tocino", advirtió Leibek, para quien "esta situación no beneficia  ni perjudica" al reino alauí y remarcó: 'Alea iacta est' (la suerte  está echada) en relación a que "el Sáhara ya es marroquí y nadie  podrá torcer el brazo de Marruecos en cuanto a la marroquinidad del  Sáhara". "El 95 por ciento de los saharauis estamos por la unidad, yo  mismo soy saharui", destacó. 

Expresó su "respeto al PSOE y al Gobierno español, que lo está  haciendo muy bien, pero este problema es muy espinoso y muy difícil  de resolver". "La solución está en manos de Haidar", agregó Leibek,  que sostiene que ésta dejará de ayunar "si se lo pide el Frente  Polisario o Argelia".

Además, redundó en que "Marruecos no le ha dicho a Haidar que haga  una huelga de hambre ni que se muera". "Sólo es responsable Haidar de  sus actos", aseveró. Cuestionado sobre los numerosos apoyos que ha  recibido la activista, el cónsul respondió: "ni me va ni me vienen". 



"Los actores como hacen papeles de reyes, príncipes y guerrilleros  algunas veces siguen creyendo que son emperadores, generales y  francotiradores y están en su derecho, viven de la imaginación, pero  la imaginación es una cosa y la política es otra. Un actor o escritor  no es político y no puede ser político, son gente que están muy lejos  de la realidad política", argumentó. 

Respecto a las denuncias de torturas por parte de Haidar y de  otros activistas contestó que "habrá que comprobarlo y detrás de todo  este tinglado está un problema político". 

Por último, dio a conocer los cheques por los que el Gobierno  marroquí indemnizó con aproximadamente 53.000 euros a la conocida  como la 'Gandhi saharaui' "por los cuatro años que estuvo en la  cárcel". 

 

  • 1