Local

Marruecos se fija como prioridad la soberanía sobre Ceuta y Melilla

La condena del rey Mohamed VI sobre la visita real a Ceuta y Melilla elevó el contencioso sobre las ciudades autónomas como asunto de prioridad en la agenda política marroquí. Su ministro de Asuntos Exteriores, Taib Fassi Fihri, anunció una oferta de diálogo para reclamar estos territorios. El jefe de la diplomacia...

el 14 sep 2009 / 19:58 h.

TAGS:

La condena del rey Mohamed VI sobre la visita real a Ceuta y Melilla elevó el contencioso sobre las ciudades autónomas como asunto de prioridad en la agenda política marroquí. Su ministro de Asuntos Exteriores, Taib Fassi Fihri, anunció una oferta de diálogo para reclamar estos territorios.

El jefe de la diplomacia alauí indicó que el retorno del embajador de Marruecos en España se decidirá en función de la evolución de "la actualidad del día a día". "Pensamos que la opinión publica en España tiene que saber que hay un diferendo territorial sobre las dos ciudades", añadió Fassi Fihri, que apeló al "contexto histórico y geográfico para justificar la reclamación marroquí sobre Ceuta y Melilla".

También se refirió a la "célula de reflexión" propuesta por el anterior rey de Marruecos Hassan II en 1986 para resolver "solo a través del diálogo un contencioso territorial que existe", reiteró. El ministro marroquí se preguntó además si el conflicto no se ha "reavivado" por la reciente visita de los Reyes de España.

Fassi Fihri asumió el discurso más dialogante. Todo lo contrario que el primer ministro de Marruecos, Abás El Fassi, que declaró que la visita fue una "provocación incalificable" y subrayó que el país no "transigirá" sobre la soberanía de ambas ciudades. "España ha demostrado una vez más que tiene nostalgia del colonialismo. Con Israel, es ahora el único país que se resiste a pasar la página de la ocupación", dijo. Así, instó a que las protestas sigan "con la misma fuerza" para seguir manifestando ese rechazo.

sosiego. El Gobierno español siguen en su posición de no echar más agua al fuego encendido en Marruecos. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se mostró "convencido" de que la colaboración con Marruecos para luchar contra la inmigración ilegal o el terrorismo internacional "no se va a ver afectada en modo alguno" tras la visita real.

Por su parte, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, afirmó que las actuales relaciones entre España y Marruecos "han madurado lo suficiente como para que ambos países se puedan permitir divergencias". León se tomó la licencia de descartar cualquier paralelismo entre el caso de Gibraltar y el de Ceuta y Melilla más allá de la sólida relación que España tiene con Reino Unido al margen de esa divergencia territorial. Así, insistió en que las quejas de Marruecos por la visita de los Reyes a Ceuta y Melilla son "coherentes" con la posición histórica que viene defendiendo el reino alauí sobre las ciudades autónomas.

  • 1