Local

Marruecos y el Polisario no acercan posturas sobre el Sáhara

Ambas partes se han comprometido a continuar las conversaciones auspiciadas por la ONU.

el 12 feb 2010 / 07:35 h.

TAGS:

Marruecos y el Frente Polisario concluyeron su segunda reunión informal sobre el conflicto del Sahara Occidental sin acercar posturas, pero con el compromiso de proseguir las conversaciones auspiciadas por la ONU. "Las partes reiteraron el compromiso de seguir las negociaciones lo antes posible, y para ello el enviado especial viajará a la región para llevar a cabo consultas", dijo el enviado especial de las Naciones Unidas para el Sahara, Cristopher Ross, en una declaración divulgada al término de la cita.

El diplomático estadounidense recalcó que las conversaciones celebradas el miércoles y jueves en un centro de convenciones de las afueras de Nueva York se desarrollaron en "un ambiente de franqueza, respeto mutuo, y con un compromiso serio". "Se presentaron y discutieron de nuevo las propuestas de las dos partes. Al final de la reunión, ninguna de ellas aceptó que la propuesta de la otra fuera la única base de futuras negociaciones", agregó el enviado especial en el comunicado.

Observadores de los países vecinos Argelia y Mauritania estuvieron presentes el miércoles en la sesión de apertura del encuentro y asistieron a su conclusión en la pequeña localidad de Armonk, a unos 50 kilómetros al norte del barrio neoyorquino de Manhattan.

La delegación marroquí estaba encabezada por el ministro de Asuntos Exteriores, Taieb Fassi Fihri, y la del Polisario por el presidente del Parlamento saharaui, Mahfouz Weld Biba.

El objetivo de la reunión informal, que siguió a la del pasado agosto en Viena, era avanzar en la preparación de una quinta ronda del proceso de negociación que las dos partes iniciaron en 2007 en Manhasset (Nueva York), pero que desde hace casi dos años permanece estancado.

El representante del Polisario ante la ONU, Ahmed Bujari, dijo a Efe en conversación telefónica que las dos partes hablaron sobre sus respectivas propuestas, pero "no fue suficiente" como para hacer avanzar el proceso de negociación. "La perturbación proviene del grado de intransigencia de la delegación marroquí", aseguró el dirigente saharaui, que estuvo presente en las conversaciones.

Bujari señaló que la fecha y el lugar de los próximos contactos dependerá de la gira que el enviado especial de las Naciones Unidas lleve a cabo próximamente.

Marruecos sostiene que la única salida realista al conflicto es la propuesta de autonomía que presentó en el 2007 y se niega a discutir cualquier otra opción.

Para el Polisario, la autodeterminación de la ex colonia española pasa por la celebración de un referéndum en que la independencia esté entre las opciones.

El Gobierno del reino alauí resaltó hoy en Rabat las dificultad de encontrar una solución al conflicto en la ex colonia española por la lejanía de las posturas de las partes. "Las negociaciones son evidentemente complicadas porque las partes en la discusión tienen puntos de partida y concepciones que todavía están muy alejadas", afirmó el ministro de Comunicación y portavoz gubernamental, Jalid Naciri, en una rueda de prensa convocada tras el consejo de Gobierno.

Ross también quería con esta reunión en Nueva York reparar el daño causado al proceso de negociación por la expulsión a finales del año pasado de El Aaiún de la activista Aminatu Haidar, a la que Rabat permitió regresar al territorio tras una prolongada huelga de hambre.

La irritación por este caso se unió al descontento de los independentistas saharauis por la detención en octubre en Marruecos de activistas saharauis que viajaron a los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia).

Otro punto de desacuerdo entre las partes es la reclamación del Polisario de que se incluya la supervisión de los derechos humanos en el mandato de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO) cuando el Consejo de Seguridad estudie renovarlo el próximo abril.

La protección de los derechos humanos en la ex colonia española ocupó buena parte de la primera jornada del encuentro, aseguró Bujari, aunque agregó que tampoco se avanzó en esta materia. "Tendrá que ser el Consejo de Seguridad y el secretario general (Ban Ki-moon) los que determinen las pautas para abordar el asunto de los derechos humanos", agregó.

Minurso, que cuenta con unos 450 miembros, fue creada en 1991 para supervisar el alto el fuego declarado por las partes y preparar la celebración de un referéndum de autodeterminación.

Sin embargo, las diferencias irreconciliables entre Rabat y el Polisario impidieron que se llevara a cabo la votación y colocaron en vía muerta la resolución del conflicto, hasta que el Consejo de Seguridad instó en el 2007 a abrir un nuevo proceso de negociación.

  • 1