Cofradías

Martes Santo pasado por agua

La lluvia fuerza sucesivamente a las cofradías a permanecer en sus templos. Solo se atrevió a salir el Dulce Nombre para arrepentirse 30 minutos después.

el 19 abr 2011 / 09:56 h.

La lluvia ha desecho el Martes Santo y  la única procesión que se atrevió a poner un paso en la calle la del Dulce Nombre, tuvo que dar marcha atrás en medio de una tromba de agua y tras haber retrasado una hora su salida en un vano intento de esquivar el meteoro.

Pese a los nuevos partes meteorológicos que motivaron una reunión de urgencia, finalmente la hermandad optó por intentar dejar a los sevillanos al menos un premio de consolación en este Martes Santo casi vacío. Pero los planes celestes fueron otros y el primero de los pasos que puso la cofradía en la calle, Jesús ante Anás, tuvo que volver precipitadamente al templo.

Haciendo memoria histórica, hace ocho años la Semana Santa fue mucho más catastrófica que las recientes, tanto así que hasta el Martes santo no se produjo la primera entrada de una Hermandad en Carrera Oficial.

Concretamente ese día solo la Hermandad del Dulce Nombre salió a la calle, pudiéndose la venia en Campana a las 22.39 horas.

Esa Semana Santa también nos dejo otra instantánea para la historia, como fue la salida del misterio de La Redención desde Santa Catalina, al haberse resguardado en este templo debido a las lluvias, mientras que el palio de la Virgen del Rocío sólo llegó a asomarse en su templo de Santiago, sin llegar a salir a la calle.

Volviendo al Martes Santo de 2011, la Hermandad de la Candelaria también se ha visto afectada por la lluvia del Martes Santo. Además, los Javieres se retracta y apenas minutos después de anunciar que desafiaba el mal tiempo decide no hacer su estación de penitencia sobre las 17.00 horas. Antes, sobre las 15.00 horas la hermandad de San Esteban decidió no hacer su estación de penitencia. Mientras lo mismo hacía Los Estudiantes sobre las 16.05 horas y Los Javieres estaban tomando una determinación a esa misma hora.Al igual que ocurriera ayer con la cofradía del Polígono San Pablo , la primera del Martes Santo, el Cerro , mira con ansia al cielo. 

Pasadas las 12.30 horas la junta de gobierno ha anunciado que no realizará este año su estación de penitencia, cuya salida estaba prevista en un principio para las 11.50 horas y que se retrasó una hora, para estudiar los últimos pronósticos que hablan de riesgo de lluvias débiles y localizadas.

El riesgo de lluvia ha podido más,  por lo que tras el cabildo de oficiales la decisión de la hermandad ha sido acogida con gran tristeza, aunque con un fuerte aplauso por parte de los hermanos que aguardaban ansiosos en el interior de la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores. 

Las puertas del templo se abrirán a partir de las 17.00 horas para aquellos que deseen visitar a los titulares.

  • 1