Local

Martínez: "El aborto da licencia al varón para abusar de la mujer"

El arzobispo de Granada compara la reforma de la ley con el nazismo.

el 22 dic 2009 / 20:05 h.

TAGS:

El arzobispo de Granada, Javier Martínez, durante una misa en la Catedral.

Durante la homilía del pasado domingo en la Catedral, ante cientos de fieles, el arzobispo de Granada, Javier Martínez, pronunció palabras muy duras contra la reforma de la Ley del Aborto, a la que acusó de permitir crímenes más "repugnantes" que los cometidos por el nazismo. Martínez hizo un paralelismo entre los médicos "a los que imponen realizar abortos" y los "oficiales de los campos de concentración" nazis.

Pero fue más duro con las mujeres que deciden abortar, pues argumentó que al hacerlo se degradaban tanto que daban pie a que cualquier hombre pudiera abusar, "sin límites", de sus cuerpos. "Matar a un niño indefenso, ¡y que lo haga su propia madre! Eso le da a los varones licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer, porque la tragedia se la traga ella", dijo.

La oficina de información de los Obispos del Sur (Odisur) difundió ayer la homilía de Martínez. El Correo les consultó sobre el sentido de esta última frase, para saber qué es lo que había querido decir el arzobispo. La oficina de Odisur consultó el audio de la homilía para compararlo con la transcripción que se había difundido y respondió lo siguiente: "El arzobispo se refería a que si la madre es capaz de matar a su propio hijo, el varón tiene autoridad absoluta para hacer lo que quiera con ella. La Ley del Aborto abre la veda para que el hombre abuse de la mujer, porque la concibe como un objeto. Significa que si la mujer es capaz de hacer algo así con su cuerpo, ¿qué no hará el hombre?".

La ley que regula la interrupción del embarazo data de 1985. El Gobierno acaba de aprobar una reforma que permite a las chicas de 16 años abortar sin consultárselo a sus padres si corroboran que al hacerlo se pondrían en peligro. También garantiza la educación sexual y regula la objeción de conciencia para médicos que no deseen practicarlo.

El obispo de Granada mantiene la misma oposición férrea contra las políticas sociales del Gobierno socialista que la Conferencia Episcopal, aunque sus últimas declaraciones exceden incluso el discurso duro de su portavoz, Martínez Camino, o del presidente, Rouco Varela. Así ocurrió hace unos meses cuando culpó al preservativo de haber propagado el Sida en África.

Ahora que la reforma de la ley permite a los alumnos de Medicina y Enfermería estudiar cómo se realiza un aborto, Martínez campara la situación en la que se encuentran "miles de profesionales" con la que afrontaron los médicos y soldados "bajo el régimen de Hitler o de Stalin, que establecieron la legalidad de otros crímenes menos repugnantes que el aborto". La interrupción del embarazo es "un genocidio silencioso" para el cura. "Pocas imágenes en la historia más tristes que la que han ofrecido nuestros parlamentarios aplaudiendo lo que por fin se ha convertido en un derecho: matar a niños en el seno de la madre". Justo ayer, la entidad Catholics for Choice difundió una encuesta en la que el 63% de andaluces se mostró contrario a la opinión de los obispos sobre el aborto.

  • 1