martes, 11 diciembre 2018
00:07
, última actualización
Deportes

Más allá del banquillo, ganar y ganar

PREVIA. Merino, al margen de los dimes y diretes sobre su posible sucesor, busca en el difícil feudo del Lugo su tercera victoria liguera consecutiva. El Betis todavía no ha enlazado una serie así

el 13 dic 2014 / 10:19 h.

Entrenamiento del Betis en la Ciudad Deportiva. Foto: Inma Flores. Entrenamiento del Betis en el Estadio Benito Villamarín. Foto: Inma Flores. Érase una vez una directiva que nombró a un entrenador interino mientras negociaba con otros dos candidatos para el puesto definitivo, pero después de deliberar durante semanas decidió que uno de ellos no le convencía y se centró en el otro aspirante aunque sin descartar ninguna posibilidad, incluida la de que el entrenador interino dejase de ser interino y se convirtiese en definitivo. Y no es un cuento, sino el galimatías que sobrevuela el banquillo del Betis. El interino es Juan Merino, que aparte de rimar con su condición sigue acumulando encuentros... y méritos para ser tenido en cuenta. En la Liga ha conseguido dos victorias consecutivas y hoy, en el difícil feudo del CD Lugo, ante un adversario que bailó al Betis en la Copa aunque fue eliminado en los penaltis, persigue la tercera. El equipo verdiblanco aún no ha enlazado esa serie triunfal en toda la campaña. Si Merino tiene éxito a la primera, sería una excelente coartada para su disimulado deseo de continuar al frente del primer equipo, por mucho que la modestia o la inteligencia (o ambas) condicionen su discurso en público. Y más allá de los dimes y diretes relacionados con el silbato de mando, la victoria sería sobre todo un inmejorable argumento para que el Betis se acerque por fin a las posiciones donde debería estar por presupuesto, plantilla, historia y todo eso que sus aficionados están cansados de oír en las salas de prensa y no ver en el césped. Si el conjunto verdiblanco gana, pasará la noche en la tercera plaza. Y si el Girona (en Zaragoza) y el Valladolid (en el campo de Osasuna) caen mañana, se quedará ahí al cien por cien. Que se aproxime al ascenso directo dependerá de lo que hagan Las Palmas y Sporting. Ahora bien, si no gana, podría salir hasta de la zona de play off (si vencen tanto la Ponferradina como el Alcorcón). Para derrotar a un enemigo que lleva nueve encuentros de Liga sin perder en su campo (entre la pasada temporada y la actual), Merino tiene claro qué hacer. Lo primero es repetir el esquema de las segundas partes ante el Llagostera y el Mallorca, con Dani Ceballos de vuelta a la titularidad para surtir a Rubén Castro y Rennella, quien se enfrenta a su exequipo con la intención de marcar por tercera jornada consecutiva. Lo segundo es conservar esa filosofía que, ahora sí, hace de su Betis un equipo de hombres y no de nombres. El último ejemplo es la citación de Fabián, un prometedor mediocentro juvenil que ya adelanta a Matilla. Y lo tercero es contener el buen fútbol de la escuadra de Quique Setién, que está sancionado y además tiene bajas tan importantes como Dani Mallo, De Coz, Ernesto y Luis Fernández, su pichichi. En cambio, recupera a los centrales Jon García y Borja Gómez y al lateral Samuel. CD Lugo: José Juan, Manu, Borja Gómez, Pavón, Dalmau, David Ferreiro, Pita, David López, Seoane, Iriome y Aganzo. Suplentes: Manu Cedrón (p), Jon García, Víctor Marco, Samuel, Pelayo, Álvaro Peña, Jonatan Valle, Iago y Lolo Plá. Real Betis: Adán, Varela, Jordi, Bruno, Molinero, Dani Ceballos, N’Diaye, Xavi Torres, Kadir, Rennella y Rubén Castro. Suplentes: Dani Giménez (p), Piccini, Caro, Lolo Reyes, Fabián, Pacheco y Jorge Molina.

  • 1