Local

Más años que un bosque

Un lentisco de cuatro siglos se postula como el más viejo del país.

el 23 nov 2010 / 19:59 h.

TAGS:

El tronco del lentisco situado en El Castillo de las Guardas da cuenta de su avanzada edad.

Es un árbol único y está en la provincia de Sevilla. La empresa Ence conserva en uno de los terrenos que gestiona para la producción de madera, concretamente en la finca Villa Emilia en el término municipal de El Castillo de las Guardas, un ejemplar de lentisco cuya edad se estima en unos 400 años, por lo que pedirá a la Consejería de Medio Ambiente su inclusión en el Inventario de Árboles y Arboledas Singulares, ya que puede tratarse del ejemplar más antiguo del país.

En concreto, se trata de un ejemplar con un perímetro de base de 4,13 metros. Tiene, además, una proyección de copa de 9,5 metros de diámetro, y por sus cuatro siglos de vida superaría ampliamente al conocido como Lentisco del Font de la Mata, en Alicante, considerado hasta ahora, con sus 300 años, el más longevo del país.

La finca en la que se encuentra este lentisco es uno de los primeros montes que Ence adquirió en propiedad en los años 60 del siglo pasado. Cuenta con una extensión de más de 1.000 hectáreas, 670 de las cuales están destinadas al cultivo de madera mientras que en las 330 restantes se gestiona y conserva el monte mediterráneo.

Ence tiene incluido este lentisco en el catálogo de singularidades presentes en el patrimonio que gestiona. En ese catálogo están descritas y localizadas geográficamente todas las joyas de flora, fauna o históricas existentes, con su plan específico de conservación. De este modo, otras singularidades valiosas que destacan en el catálogo de Ence son encinas centenarias, nidos de buitres negros, restos arqueológicos importantes... De hecho, entre las singularidades que comparten espacio con el cultivo del eucalipto hay calderas de obtención de esencias de principios del siglo XX, molinos de finales del XIX, pozos de minas e incluso una encina de 15 metros de altura.

Los hallazgos y las singularidades clasificadas y catalogadas por Ence en sus fincas demuestran el interés de la compañía "por la gestión sostenible de los montes y la conservación de la biodiversidad, aspectos ambos compatibles con el aprovechamiento maderero para la producción de celulosa y la generación de energía eléctrica con biomasa", según expusieron desde la propia empresa.

  • 1