Local

Mas anuncia un avance electoral para el 25 de noviembre

el 25 sep 2012 / 13:15 h.

TAGS:

El Rey saluda a Mas antes de entrar en los Premios Conde de Barcelona.
No se salió del guión que todos esperaban. El presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, ha convocado elecciones autonómicas para el próximo 25 de noviembre porque ya "ha llegado la hora" de que Cataluña ejerza el derecho de autodeterminación, y aseguró que no volverá a optar a la Presidencia una vez que Cataluña haya alcanzado sus "objetivos nacionales", aunque sin aclarar si será en una o dos legislaturas.

"Una vez que Cataluña haya alcanzado los objetivos nacionales que el pueblo catalán decida, yo no volveré a presentarme", avanzó en el discurso de apertura del Debate de Política General del Parlamento autonómico.

"Espero, deseo y confío en que esos objetivos se alcancen en la próxima legislatura, mejor en una que no en dos. No ha sido una decisión fácil", añadió en la recta final de su intervención, en la que anunció el avance electoral. Previamente había pedido a las otras fuerzas políticas catalanas generosidad y sentido de Estado y de país, sobre todo en un contexto que siempre es un escenario de conflictos partidistas.

Mas recalcó que ha llegado la hora de que Cataluña pueda decidir su futuro, e hizo hincapié en que ahora la voz del pueblo debe expresarse en las urnas, sobre todo después de haberlo hecho en la manifestación de la Diada. No obstante, advirtió de que el camino estará lleno de obstáculos con "difamaciones, provocaciones y amenazas". Por ello apeló a la mucha capacidad de resistencia de Cataluña. "No va a ser fácil, pero todo es posible", aseguró.

Mas recordó que, con anterioridad, el Parlamento autonómico ha aprobado que Cataluña tiene derecho a la autodeterminación, y "ha llegado la hora de ejercer este derecho, de forma democrática, pacífica y constructiva".

En este proceso de Cataluña, indicó que "no hay que buscarse enemigos exteriores, sólo hay que fijarse en la fuerza interior como pueblo y como nación", y trazó un antes y un después de la manifestación independentista de la Diada porque ahora toca convertir en votos la voz de la calle.

"Es la única manera de saber si los que no fueron a la manifestación están todos en contra de lo que allí se dijo, y si los que fueron a la manifestación estaban todos a favor" de la independencia, agregó.

Ahora, los catalanes tienen la oportunidad de "decidir qué caminos hay que tomar en el futuro", por lo cual el Parlamento y el Gobierno que salgan elegidos deberán cumplir con el mandato que expresen los votantes en las urnas.

Artur Mas indicó que su voluntad es dejar "claras" las reglas, indicando que el propósito del adelanto electoral no es lograr que ni él, ni CiU, se perpetúen en el poder. Argumentó que la Cámara que salga de las urnas tendrá la misión histórica más importante de los últimos 300 años, por lo que se debe escuchar bien la voz del pueblo.

Mas aseguró que la historia milenaria de Cataluña, su identidad y su voluntad de ser suponen un aval hacia sus peticiones: "Queremos respeto hacia lo que somos, y no tener que pedirlo cada día ni tener que justificarnos por lo que somos". "Queremos los mismo instrumentos que tienen las otras naciones para preservar nuestra personalidad colectiva y desarrollar un proyecto propio de país y de sociedad", concluyó.

La respuesta que recibió del Gobierno fue tibia. Así, el Ejecutivo manifestó su respeto por las decisiones de Mas y no quiso hacer comentarios sobre su decisión de convocar elecciones anticipadas. Fuentes de la Moncloa afirmaron, tras conocer el anuncio del jefe del Ejecutivo catalán, que el Gobierno no hace comentarios y que respeta las decisiones que adopte en el ejercicio de sus atribuciones.

  • 1