Local

Más aparcamientos y más acera en la calle Molares

Cuando acabe el arreglo de la calle Molares de Utrera no sólo se habrá creado empleo con los fondos anticrisis: también la ciudad habrá ganado espacio para los peatones al contar la vía con aceras más anchas y con más aparcamientos en todo su trazado.

el 15 sep 2009 / 22:55 h.

TAGS:

Cuando acabe el arreglo de la calle Molares de Utrera no sólo se habrá creado empleo con los fondos anticrisis: también la ciudad habrá ganado espacio para los peatones al contar la vía con aceras más anchas y con más aparcamientos en todo su trazado.

Los ciudadanos de Utrera se encontrarán así con una calzada reducida hasta los seis metros de anchura, "para poder disponer de grandes acerados", ya que "el espacio mínimo previsto para los peatones es de dos metros, mientras que habrá tramos con más de siete", según adelantaron ayer fuentes municipales.

Igualmente, se creará una línea de aparcamiento en batería, lo que permitirá que existan más plazas, en especial destinadas a discapacitados. En la vía habrá, por otro lado, dos espacios destinados a carga y descarga, situados antes y después de la calle La Palma. En la segunda fase del proyecto se instalarán más plazas para este menester.

Los trabajos afectarán en parte a la avenida San Juan Bosco. Esto se desprende del proyecto de ejecución de la obra redactado por el Ayuntamiento de Utrera, y que comenzará a materializarse en breve, una vez se adjudiquen los trabajos.

El arreglo de Molares se trata de una de las propuestas contempladas por el equipo de gobierno (PA) para ejecutar con los fondos de Programa de Transición al Empleo de la Junta de Andalucía (Proteja). Las obras formarán parte de la primera fase del proyecto, que llegará hasta la intersección de esta vía con la calle Juan Domínguez. De este modo, antes de empezar el asfaltado de vía, los operarios procederán a la modificación de la red de alcantarillado, "una obra muy grande, porque hay que conectar dicha calle con la glorieta Pío XII", según el concejal del ramo, José Antonio López León.

En Molares se instalarán tuberías de PVC de 630 milímetros de diámetro, que pasarán a 800 milímetros en San Juan Bosco, por lo que habrá que levantar la parte afectada de La Vereda, comprendida entre ambos espacios. Junto a estas modificaciones, que afectarán a una de las mayores arterias de circulación de la ciudad, también se colocarán nuevos pozos de saneamiento e imbornales en su trazado.

VEGETACIÓN. En cuanto a la nueva arboleda, la primera parte de la vía -hasta el cruce con esta última calle- tendrá varios naranjos, mientras que desde la intersección con Montellano hasta la esquina con Juan Domínguez habrá árboles del tipo prunus (frutales de hueso).

  • 1