Economía

Más control sobre los directivos

Las remuneraciones desorbitadas recibidas por algunos directivos de la banca mundial durante la crisis se van a acabar en el futuro. Eso es al menos lo que pretende la UE, que apoyó ayer regular las retribuciones para que el sector "no vuelva a las andadas".

el 16 sep 2009 / 08:04 h.

Las remuneraciones desorbitadas recibidas por algunos directivos de la banca mundial durante la crisis se van a acabar en el futuro. Eso es al menos lo que pretende la UE, que apoyó ayer regular las retribuciones para que el sector "no vuelva a las andadas".

Los ministros de Economía y Finanzas de la UE dieron ayer un apoyo claro a la regulación de las remuneraciones de los directivos del sector financiero, consideradas como un factor desencadenante de la actual crisis. La UE logró "una posición común muy fuerte" a favor de ese control, afirmó el ministro sueco de Finanzas, Anders Borg, al término de una reunión informal del Consejo Ecofín para preparar las próximas reuniones del Grupo de los Veinte (G-20).

El control del salario y remuneraciones variables de los ejecutivos financieros será uno de los puntos clave de esas citas del Grupo de los países más desarrollados y emergentes del G-20, a las que la UE acudirá unida y dispuesta a mostrar "músculo y dientes" a favor de una reforma a nivel global, aseguró Borg.

"Tenemos un acuerdo completo dentro del Eurogrupo (los países del Euro) y un apoyo muy masivo dentro de los Veintisiete", destacó la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, quien presentó ayer al Consejo una propuesta en este sentido.

Los ministros de Finanzas del G-20 tratarán esta cuestión y otras sobre la reforma del sistema financiero mundial en la reunión de mañana y del sábado próximo en Londres, de cara a la cumbre de líderes del grupo de Pittsburgh (EEUU) del 24 y 25 de este mes.

Por su parte, la ministra española de Economía, Elena Salgado, dijo que se logró "una posición bastante común" para aplicar en la práctica los principios acordados en la cumbre del G-20 de abril en Londres. Salgado confió en que la próxima reunión de ministros de Finanzas aprobará "con absoluto consenso" esta regulación.

Los ex directivos de muchas entidades que han tenido que ser rescatadas por los Gobiernos de Europa y EEUU, tras graves errores de gestión, han recibido compensaciones millonarias al dejar sus cargos. Al respecto, el ministro sueco, cuyo país preside la UE durante este semestre, advirtió de que puede haber "tensiones sociales importantes, porque estamos en una situación del mercado laboral muy precaria" y, por ello, "es muy importante" que desde la Unión se envíe el mensaje "de que la vieja cultura de los bonus tiene que acabar".

En la misma línea, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, dijo que se han detectado "ciertas señales" procedentes del sector, que apuntan a que "algunos están pensando en volver a las andadas".

  • 1