Deportes

Más de 100 millones para remozar el Sánchez Pizjuán

José María del Nido anunció ayer que la remodelación del Sánchez Pizjuán comenzará "en mayo o junio" de 2008 si se encuentra "la financiación adecuada". Reformar las entrañas del coliseo nervionense costará más de los 100 millones de euros previstos.

el 14 sep 2009 / 21:39 h.

José María del Nido anunció ayer que la remodelación del Sánchez Pizjuán comenzará "en mayo o junio" de 2008 si se encuentra "la financiación adecuada". Reformar las entrañas del coliseo nervionense costará más de los 100 millones de euros previstos.

El nuevo Ramón Sánchez Pizjuán será la estrella de la Junta General de accionistas del Sevilla que se celebrará el jueves. En ella se mostrará un vídeo que repasará la historia del estadio y avanzará lo que supondrá la revolucionaria remodelación que cambiará su fisonomía. El consejo de administración tiene previsto, según anunció el mismo Del Nido, que las obras comiencen en 2008. "En el vídeo se recordará lo que nuestro estadio fue, lo que es y lo que será a partir de finales de mayo, primeros de junio del próximo año si encontramos la financiación adecuada, que estamos en ello", avanzó. Esa financiación vendrá de "un crédito sindicado en el que participarán al menos tres cajas". "Esperemos que podamos tener ese crédito para la fecha en la que queremos comenzar las obras", añadió.

Evidentemente, el tema de la financiación económica es crucial en el proyecto sevillista, que "supondrá una inversión muy superior a los 100 millones de euros". "Tenemos un arco de inversión que va de los 90 a los 200 millones, mayor de lo previsto, muy a nuestro pesar. Es una decisión del consejo la inversión que se haga, pero tiene que ser rentable, no será una obra ostentosa, sino un estadio de acuerdo a lo que el Sevilla necesita, nada de obras majestuosas".

Ese nuevo Sánchez Pizjuán tendrá una capacidad para "60.000 personas como mínimo y para 72.000 como máximo", y mantendrá su nombre, "ya que no ha habido esa oferta por el nombre del estadio, pero es una puerta abierta. La premisa se mantiene: la inversión tiene que hacerse sabiendo devolver los pagos con la rentabilidad que aporte lo que allí se va a construir".

Las obras durarían tres años, los dos primeros en el exterior del estadio y, si finalmente se construye un parking bajo el campo, el tercero en el interior, por lo que habría que abandonar el Sánchez Pizjuán. "Dónde jugaríamos no está decidido, depende de las condiciones económicas, no sabemos si en La Cartuja, el Nou Camp o el Bernabéu", ironizó.

Por último, aclaró que el proyecto para la Ecociudad Deportiva "no solo no ha sido rechazada por la Junta de Andalucía, sino que la ha visto con buenos ojos", y trató además de la parcela deportiva: "Estoy preocupado y deseoso de encontrar las causas por las cuales tenemos dos imágenes del Sevilla: la de Champions y la de Liga. En ello estamos".

  • 1