viernes, 23 agosto 2019
08:14
, última actualización

Más de 1.000 andaluces reciben ya los nuevos fármacos de hepatitis C

Solo en el mes de febrero se atendieron 500 nuevos pacientes con estos tratamientos libres de interferón. El SAS trabaja con la cifra “orientativa” de 11.300 pacientes afectados, la mitad de ellos en las fases más avanzadas.

el 13 mar 2015 / 12:00 h.

Los nuevos tratamientos contra la hepatitis C en Andalucía se dispensan con rapidez. Ya son más de 1.000 los andaluces que han recibido los nuevos medicamentos, 500 de ellos se han dispensado solo en el mes de febrero, según aseguran las plataformas de afectados por la enfermedad tras una reunión con la gerencia del SAS el pasado martes. hepatitis La Junta, aseguran desde la plataforma, “sigue sin dar una cifra exacta” de los enfermos en Andalucía “pero sí nos señalaron que orientativamente trabajan con la cifra de 11.300 pacientes que están siendo vistos en las consultas”. De ellos, se calcula que “aproximadamente la mitad” estarían en F3 y F4 (las fases más avanzadas de la enfermedad cuando ya el hígado presenta cirrosis). En esta segunda reunión de la gerencia del SAS con los portavoces de las plataformas andaluzas de afectados por la hepatitis C, éstos insistieron en la necesidad de ampliar el horario de consultas, abriendo por las tardes, “para poder adelantar las citas pendientes de los enfermos más avanzados”, si bien, aseguran, la dirección del Servicio Andaluz de Salud recordó que “depende de cada servicio y hospital concreto”. Las plataformas insisten en que “hay una falta de equidad” entre las distintas provincias pues “no se están prescribiendo con igual diligencia los tratamientos”. Desde la Junta aseguraron que “pondrán al día los centros donde no se solía atender a estos enfermos” además de que desde la Sociedad Andaluza de Hepatología “se reunirían con especialistas de Cádiz, Almería, Huelva y Jaén, que son las provincias donde se ha detectado más disfunciones en la aplicación fluida de los tratamientos”. Del mismo modo, la gerencia informó, según aseguran los afectados, de que “se han encargado cinco fibroscan para que ya haya al menos uno por provincia”, algo que agilizaría también los diagnósticos en toda Andalucía. Además, los enfermos apuntaron las “dificultades que se han encontrado con el nuevo sistema de receta electrónica” y su temor a que se convirtiera en “una nueva traba”, si bien, desde la administración “nos aseguraron que los problemas se están solucionando” ya que este tipo de procedimiento se puso en marcha el pasado 1 de marzo. Finalmente, las plataformas pidieron una copia del protocolo andaluz, que se presentó el pasado día 20 de febrero y en el que la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio aseguró que Andalucía amplíaba el tratamiento del famoso Sovaldi, que siempre debe ir combinado con otros fármacos, a los afectados pretrasplantados, trasplantados, pacientes con cirrosis (F4), aquellos con una enfermedad extrahepática grave así como quienes no hayan respondido a la triterapia y a los que estén en una fase previa a la cirrosis (F3). Además, el protocolo andaluz recoge que los casos de los pacientes en F2, con una cirrosis leve, se estudiarán individualmente para valorar si es pertinente también el tratamiento con estos fármacos o es aconsejable esperar a la llegada de las nuevas combinaciones que se espera que estén antes de la primavera. En este sentido, las plataformas apuntan que “nos aseguraron que cuando estén tratados todos los F2/F3/F4, se comenzará en Andalucía a tratar a los demás, F0/F1, con tratamientos libres de interferón, sin esperar a que lleguen a F2”.

  • 1