Local

Más de 15.000 viviendas siguen sin pasar la inspección obligatoria

Urbanismo lanzará una campaña para requerir en tres meses las ITE fuera de plazo. Desde 2012 bajó el cumplimiento del 80% al 56,8%, pero sólo hubo 30 sanciones.

el 25 dic 2013 / 23:00 h.

TAGS:

El boom de las Inspecciones Técnicas de Edificación se ha desinflado. El grado de cumplimiento a la hora de presentar las ITE, las ITV de las viviendas, ha bajado hasta el 56,8% desde 2012, mientras que hasta esa fecha un 80% de los inmuebles había pasado la revisión. En la actualidad, según datos de la Gerencia de Urbanismo hasta el 11 de diciembre, 15.343 viviendas aún no han presentado su ITE, pese a que su plazo ya venció. La mayoría con entre 35 y 80 años de antigüedad. inspeccion-viviendasPor ese motivo el departamento que gestiona Maximiliano Vílchez pretende poner en marcha el próximo año una campaña para requerir estos informes en tres meses. Y ante tanto incumplimiento de los plazos, la Gerencia de Urbanismo ha abierto 451 expedientes sancionadores, pero sólo multó a 30 propietarios. Por el pago de las nuevas y polémicas tasas recaudó 48.156 euros. En total, 5.331 propietarios de viviendas catalogadas, con algún tipo de protección, deberían haber presentado ya su ITE, pero 905 de ellos no lo han hecho. Es decir, que un 16,98% no ha cumplido con un requisito que busca garantizar la seguridad de los edificios y, por ende, de sus habitantes y de los propios viandantes. Algo que en el caso de los inmuebles más antiguos o catalogados se hace imprescindible para su correcta conservación. Un 79,6% de los dueños de inmuebles que debieron presentar su ITE antes del 6 de noviembre de 2009 cumplió con su deber, pero sólo lo hicieron el 56,8% de los que debieron hacerlo antes del 6 de julio de 2012 (también con el plazo ampliado). Y es que en Sevilla hay 30.468 edificios cuyo año de construcción se encuentra entre 1930 y 1979, ambos incluidos. Barrios casi enteros, como Nervión, Rochelambert, Tiro de Línea y San Pablo, deben chequearse con el objetivo de evitar el deterioro de las construcciones por el paso del tiempo y, por ello, accidentes o males mayores. Pero la crisis no invita a hacer más gastos y, además de pagar la correspondiente tasa a Urbanismo y la propia ITE (entre 450 a 600 euros para un bloque de doce pisos), los vecinos se puedan enfrentar al pago de las obras que sean necesarias. Hace dos años, según el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, una ITE de una vivienda unifamiliar en buen estado de entre 100 y 200 metros cuadrados costaba 350 euros. Un edificio plurifamiliar de 500 metros cuadrados valía 575 euros si todo está correcto, 750 si había anomalías y 1.000 si había peligro. Si el bloque de pisos tenía 1.000 metros cuadrados (unos 10 vecinos), los precios oscilaban entre los 750 y 1.250 euros. Si tenía 2.000 metros cuadrados, la más barata podría ser de 1.000 euros y las más cara, de 1.500. Sin embargo, la gran competencia y la alta tasa de paro o inactividad entre los arquitectos y aparejadores desinflaron los precios. Con respecto a las ITE presentadas, con independencia de cuándo les tocaba, en 2013 fueron 1.709, frente a las 11.952 de 2012. Sin embargo, el 28,4% (3.402) de las fincas que tienen como plazo límite de presentación el 6 de julio de 2014 (un total de 12.132) ya han presentado su ITE de forma anticipada, lo que augura un buen comportamiento para este año de entrega, según los técnicos de la Gerencia de Urbanismo. Quizás porque ya hay más información. No obstante, el grado de cumplimiento de las viviendas más antiguas es aún bajo. Los edificios cuyo año de construcción se encuentre entre 1980 y 1994 tendrán un plazo máximo para la presentación del primer informe de Inspección Técnica de Edificación hasta el 6 de julio de 2014 y los posteriores a 1994 deberán presentarlo dentro del año siguiente a aquel en que cumplan 20 años de antigüedad. Una vez presentada la primera ITE, la renovación se hará a los diez años desde el vencimiento del plazo en que debió presentarse la anterior.

  • 1