Local

Más de 200 agentes lucharán contra los saqueos en fincas agrícolas y ganaderas

Las asociaciones agrarias de Sevilla ya conocen el plan del Ministerio del Interior para la provincia.

el 10 may 2011 / 19:06 h.

TAGS:

El incremento que se ha producido en los últimos dos años del número de robo en las explotaciones agrícolas y ganaderas -un 15,2%- ha llevado al Ministerio del Interior a poner en marcha un plan para frenar esta sangría, que en la provincia de Sevilla se traduce en más de 200 agentes de la Guardia Civil en un dispositivo que se puso en marcha a nivel nacional el pasado 2 de mayo.


El subdelegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés, junto al coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Juan Roldán Fuentes, presentó ayer a las asociaciones agrarias el operativo que reforzará la seguridad de las fincas agrícolas de la provincia, donde han sufrido tanto el robo de maquinaria y herramientas, como de frutos de la tierra y cabezas de ganado.

El dispositivo está compuesto por un total de 201 efectivos: 20 de la Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS), 64 agentes de Unidades Territoriales Específicas, 53 del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y 64 procedentes de las Unidad de Reserva de Seguridad Ciudadana, según informó ayer la subdelegación en un comunicado.

Valdés destacó la importancia de mejorar los niveles de prevención. Para ello, el trabajo de la Guardia Civil se centrará en la intensificación de los servicios preventivos en las franjas horarias de mayor incidencia de este tipo de delincuencia -especialmente por la noche y los fines de semana-, la detección de vehículos sospechosos, en el incremento de los controles de carretera y nudos de comunicación rurales, y en la puesta en marcha de dispositivos específicos sobre establecimientos de compra-venta de material agrícola usado, entre otras iniciativas.

Otro de los elementos en que se hará especial hincapié será en el refuerzo de las labores de investigación, para lo que se potenciará la labor de obtención de información y la elaboración de inteligencia específica sobre estos delitos por parte de las Unidades de Policía Judicial, al tiempo que se fomentará la participación en las labores de investigación de todas las unidades territoriales de la Guardia Civil.

Del mismo modo, para que todas estas medidas sean efectivas, el plan va a profundizar en la cooperación y en el trabajo conjunto con el sector agrícola y ganadero, así como continuar manteniendo un contacto permanente con las organizaciones agrarias, y en la colaboración con los Guardas Particulares de Campo.

El objetivo final, insiste la nota, es mejorar la seguridad de estas instalaciones que, por lo general, se encuentran en grandes extensiones de terreno y presentan unas características singulares que las hacen más vulnerables, como por ejemplo que suelen estar dispersas y en muchas ocasiones se encuentran alejadas de las vías de comunicación.

La semana pasada, el presidente de Asaja-Andalucía, Ricardo Serra, reclamó como medida para reforzar el plan contra los robos en instalaciones agrícolas y ganaderas del Ministerio del Interior un cambio legislativo para que se valore el daño que provoca este tipo de robos, cuyo valor material puede ser de 150 euros "pero supone una incidencia de 8.000 euros".

  • 1