Local

Más de 200 muertos por la erupción de un volcán en Indonesia

el 12 nov 2010 / 18:01 h.

TAGS:

La cifra de personas que fallecidas a consecuencia de la erupción del volcán Monte Merapi, situado en la isla indonesia de Java, ha aumentado a 206, y casi 400.000 han tenido que abandonar sus casas, según ha informado este viernes la Agencia Nacional de Coordinación ante Desastres.

El Monte Merapi, que se encuentra cerca de la ciudad indonesia de Yogyakarta, entró en erupción el pasado 26 de octubre. Un responsable de la Agencia, Haartje Robert, dijo que "los equipos de rescate han recuperado más cadáveres en los pueblos". El miércoles, el Equipo Sanitario para Desastres del Merapi cifró en 145 los heridos graves.

"En total hay 150 víctimas que han muerto quemadas", añadió Robert, citado por la cadena estadounidense CNN. Además, indicó que en torno a Yogyakarta y Java Central hay todavía hay 380.049 personas que han tenido que desplazarse por la actividad del volcán.

Las autoridades señalaron este jueves que lo peor podría haber pasado ya, pero sigue habiendo una zona de peligro en un radio de 20 kilómetros en torno al volcán. El tráfico aéreo, perturbado por la nube de cenizas generada por el Monte Merapi, se normalizó el lunes pasado.

Según la Agencia Nacional de Coordinación ante Desastres, las recientes erupciones han expulsado unos 140 millones de metros cúbicos de magma. La última gran erupción del Merapi, que ocurrió en 1872, dejó 100 millones de metros cúbicos de magma.

Los vulcanólogos del Gobierno han mantenido la alerta por la actividad del volcán en el nivel 4, el más alto, y el presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, y varios ministros visitaron Yongyakarta el pasado fin de semana para supervisar las labores de ayuda a los afectados por el desastre natural.

Yudhoyono ha asegurado que los vecinos de la zona que han perdido animales o su sustento a causa de las erupciones serán indemnizados, y que el Gobierno comprará las vacas amenazadas por la actividad del volcán. Muchas personas que viven en las faldas del volcán han puesto en peligro sus vidas al quedarse allí o al regresar para alimentar a sus vacas cuando el volcán parecía más tranquilo.

 

  • 1