Local

Más de 250 científicos investigarán en la Cartuja

En pocos meses, la Cartuja ampliará la plantilla de científicos que investigan en su parque tecnológico. Más de 250 profesionales de la ciencia se trasladarán a la nueva sede que el Centro Superior de Investigaciones Científicas posee en la isla. Casi 9.000 metros cuadrados para la investigación.

el 15 sep 2009 / 10:31 h.

TAGS:

En pocos meses, la Cartuja ampliará la plantilla de científicos que investigan en su parque tecnológico. Más de 250 profesionales de la ciencia se trasladarán a la nueva sede que el Centro Superior de Investigaciones Científicas posee en la isla. Casi 9.000 metros cuadrados para la investigación.

El parque científico y tecnológica Cartuja 93 sigue reafirmándose como el espacio idóneo para la investigación en Sevilla. En esta ocasión, gracias a la nueva sede del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que entrará en funcionamiento antes de final de este año. Los trabajos de construcción en el nuevo edificio, en el que se ha invertido una cantidad cercana a los 17 millones de euros, ya han terminado, "lo que falta es equiparlo y acondicionar los laboratorios para los profesionales", señala el presidente del Consejo, Rafael Rodrigo Montero. Los dos organismos del CSIC que se instalarán en su interior serán la Estación Biológica de Doñana -que aportará al conjunto 150 científicos-, que actualmente tiene su sede en una parte del Pabellón del Perú, y el Instituto de Microelectrónica, ahora ubicado en un ala del edificio del Centro Informático Científico de Andalucía en el campus universitario de Reina Mercedes.

Se trata de un proyecto arquitectónico único que albergará a las dos instituciones, que compartirán ciertas instalaciones, "pero que está adaptado a cada uno según sus necesidades", explica Rodrigo quien apunta que se ha ubicado cerca de la otra sede del Consejo "para que haya más interrelación y mayor flujo de conocimientos".

Tanto el director de la Estación Biológica, Fernando Iraldo, como el del instituto de Microelectrónica, José Luis Huertas, consideran que el cambio supone "un salto cualitativo". El espacio es el cambio más notable. De 800 metros cuadrados con los que cuenta el Instituto ahora, se pasará a 3.000. Y de sus 4.000 metros cuadrados actuales, la Estación pasará a 6.500. Mayor espacio para los laboratorios y, sobre todo, "para los profesionales que ahora no cuentan con el espacio idóneo para trabajar.

  • 1