Local

Más de 300 comunidades no católicas conviven en Andalucía

La actual ley de libertad religiosa data de 1980 y el Gobierno central ha anunciado su intención de reformarla esta legislatura ante un mapa confesional que, frente a la uniformidad de otras épocas, resulta cada vez más diverso. En Andalucía, hay 330 entidades religiosas no católicas registradas oficialmente, el 10% del total.

el 15 sep 2009 / 07:05 h.

TAGS:

La actual ley de libertad religiosa data de 1980 y el Gobierno central ha anunciado su intención de reformarla esta legislatura ante un mapa confesional que, frente a la uniformidad de otras épocas, resulta cada vez más diverso. En Andalucía, hay 330 entidades religiosas no católicas registradas oficialmente, el 10% del total.

La prueba de los cambios en el mapa religioso de un país legalmente aconfesional pero con gran presencia de la Iglesia católica es el paulatino reconocimiento del Gobierno a religiones de "notorio arraigo". Esta declaración da acceso a acuerdos bilaterales que prevén la convalidación de matrimonios, el acceso a la enseñanza, cierta inviolabilidad para la expropiación y demoliciones de lugares de culto y exenciones tributarias.

Judíos, musulmanes y evangélicos gozan desde hace años de esta consideración. Los últimos en incorporarse, a finales de 2007, fueron los budistas. Los mormones y los testigos de Jehová no llegan a este rango pero mantienen una interlocución especial con el Estado. Pero para algunos, estos acuerdos resultan discriminatorios frente al convenio con la Santa Sede y reivindican la igualdad. El Gobierno ha anunciado un cambio en la ley de libertad religiosa para avanzar en la igualdad.

La Iglesia católica aún no se ha pronunciado oficialmente, aunque sí a través de sus órganos de difusión. Y el movimiento pro laicismo defiende que el avance no debe ser hacia la multiconfesionalidad sino hacia la definitiva separación entre la Iglesia y el Estado.

El registro de organizaciones religiosas del Ministerio de Justicia recoge 3.229 inscripciones de Andalucía, de las que 2.899 son católicas y 330 pertenecen a confesiones minoritarias, lo que supone un 10% del total. Éstas últimas se reparten principalmente entre Málaga (87), Sevilla (70) y Cádiz (51), seguidas de Jaén (30), Granada y Almería (29 cada una), Córdoba (23) y Huelva (11).

Málaga concentra tres de las cuatro comunidades judías existentes, las entidades musulmanas predominan en lugares con mayor presencia de inmigración magrebí, como Almería o el Campo de Gibraltar. Y los budistas, aunque son menos numerosos, tienen en Granada un gran punto de referencia, pues en Órgiva se ubica el centro de retiros O Sel Ling, que debe su nombre al pequeño considerado la reencarnación del Lama Yeshe.

Ante el anuncio de la reforma de la ley, las principales reivindicaciones de las confesiones minoritarias se centran en favorecer la enseñanza de esas religiones en los colegios -ante la falta de profesores y la dificultad de aglutinar los diez alumnos exigidos para que se imparta cualquier materia- y en el sistema de financiación.

Todos los profesores de religión son contratados y sufragados por la Junta. En el caso de los de religión católica, cuya contratación debe ser autorizada por la Iglesia, existe una negociación para sacar una oferta pública de empleo y que accedan a la condición de funcionarios, aunque ya se reconoció el carácter indefinido a aquellos que acumulan una antigüedad.

En cuanto a la financiación, la Fundación Pluralismo y Convivencia del Ministerio de Justicia concede subvenciones a proyectos de comunidades pertenecientes a confesiones de "notorio arraigo". Hasta 2007 la Iglesia católica recibía una dotación del Estado al margen de la participación en el IRPF de los ciudadanos que así lo indiquen en su declaración, pero desde ese año sólo recibe esta aportación, si bien se aumentó del 0,5 al 0,7%. Los Presupuestos estatales prevén un adelanto en concepto de la misma de 12,7 millones de euros al mes que se ajusta cada año en noviembre según lo recaudado.

  • 1