Local

Más de 500 empleados de Santana exigen a la Junta sus pólizas atrasadas

El Gobierno andaluz ha empezado a saldar la deuda con 79 prejubilados, el 10% del colectivo afectado.

el 02 ago 2012 / 19:20 h.

TAGS:

La calle Baños estará cortada al tráfico dos meses.

Más de 500 trabajadores de las empresas vinculadas a Santana Motor se concentraron ayer ante el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta, para pedir soluciones al Gobierno andaluz y para que cumplan sus compromisos en torno al Plan Linares Futuro y paguen a los prejubilados de dichas empresas. La concentración se produjo mientras estaba reunido el Consejo de Gobierno en sesión extraordinaria. La consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, abandonó la reunión para salir a dialogar con los empleados afectados, a quienes admitió la "injusticia" por la que atraviesan. La marcha se dirigió posteriormente hasta la Avenida de Hytasa, donde se encuentra una sede de la consejería de Economía y Empleo.

El portavoz de la Junta, Miguel Angel Vázquez, aseguró tras la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno que el miércoles la Tesorería General de la Junta pagó la primera anualidad de las prejubilaciones a 79 trabajadores de la segunda de las empresas afectadas, Elevadores Casarrubio (Arpa). Más de 70 empleados pueden ya formalizar sus pólizas con La Caixa, por un valor de casi cuatro millones de euros.

Los trabajadores de Santana se concentraron ante San Telmo, cortando además durante un tiempo el Paseo de las Delicias, aunque no se llegó a romper el cordón policial establecido para proteger el edificio. Los trabajadores abuchearon la llegada de coches oficiales de los miembros de la Junta, aunque no se produjeron incidentes violentos, más allá de una pitada durante la celebración del Consejo de Gobierno.

Al acercarse a la protesta la consejera de Vivienda y Fomento, Elena Cortés, los portavoces sindicales le pidieron mayor compromiso, implicación y ayuda hacia este colectivo, toda vez que "hay personas con grandes necesidades y en situación de supervivencia". La consejera reconoció que "tiene que haber justicia en este país para los pobres".

En esa conversación con los trabajadores de Santana, recogida por RNE, Cortés apuntó que en este momento que "vivimos en un país donde no hay justicia, el problema es que quieren que haya menos justicia todavía". Cortés apeló a la unión entre "los gobernantes y el pueblo el Gobierno debe estar con el pueblo, y el pueblo con el Gobierno", dijo.

El portavoz de la Junta aseguró ayer que el pago a los 79 trabajadores prejubilados de Arpa es un síntoma de que el Gobierno andaluz quiere cumplir con sus obligaciones de pago en la medida de lo posible. Una vez abonadas las cantidades a los empleados de esta segunda empresa y superados esos trámites, se está comenzando con la siguiente empresa "y así sucesivamente con las 13 restantes". "Queremos transmitir un mensaje de esfuerzo, colaboración y estar con este tema día a día, aunque comprendemos la intranquilidad de los trabajadores", advirtió Vázquez, quien dejó claro que "la situación de hoy no es la situación de hace unos meses, y este proceso requiere de mayor tiempo", aunque insistió en que la Junta "no va a dejar de pisar el acelerador y darle salida al compromiso adquirido con los trabajadores de Santana".

  • 1