miércoles, 20 marzo 2019
22:35
, última actualización
Local

Más de 60 niños intoxicados en un colegio de Morón

Son alumnos del colegio Luis Hernández Ledesma, de los cuales ocho fueron ingresados este miércoles por un cuadro de gastroenteritis provocado por algún tipo de intoxicación.

el 22 abr 2010 / 15:26 h.

TAGS:

Más de 60 niños del centro de educación infantil y primaria (CEIP) Luis Hernández Ledesma, además de tres profesores, fueron atendidos el pasado miércoles por los servicios de urgencias del hospital de la Milagrosa de Morón de la Frontera, afectados por un mismo cuadro clínico de gastroenteritis. Fue en torno a las 20.00 horas cuando comenzaron a llegar los primeros pacientes con los mismos síntomas: fiebre alta, vómitos y diarreas. Poco después, saltaron las alarmas debido al aumento del flujo de enfermos, todos de la misma edad y del mismo centro escolar, situado en el citado municipio.

Como ocurre en estas situaciones, se puso en marcha el protocolo “para conocer lo ocurrido”, según explicó ayer la concejal de Sanidad, Encarnación Cabezas.
Paralelamente, y dada la gravedad de la situación, tanto alumnos como profesores fueron derivados a diferentes hospitales de la capital hispalense, donde sólo ocho fueron ingresados. En concreto, tres entraron en el hospital de Valme y cinco en el Virgen del Rocío. Poco a poco han ido recibiendo el alta, excepto cuatro menores que todavía permanecen en la unidad de cuidados intensivos (UCI) del Virgen del Rocío, “no por la gravedad sino para una mejor observación de los casos”, en palabras de la responsable municipal de Sanidad. Ésta recalcó que “se encuentran fuera de peligro” y, de hecho, estaba previsto que recibieran el alta ayer por la tarde.

En un primer momento se están barajando diferentes hipótesis sobre el origen de este brote. No descartan que haya sido la comida ingerida en el comedor escolar del Luis Hernández Ledesma, aunque también sospechan del agua. De hecho, no hay que perder de vista que la comida de este comedor escolar es suministrada por un catering, “que también abastece a los demás colegios”, y sin embargo, el problema sólo afectó al Luis Hernández Ledesma en esta ocasión.

Durante la mañana de ayer varios epidemiólogos del distrito sanitario Sevilla Sur estuvieron tomando muestras en las diferentes dependencias del centro escolar, entre ellas la cocina, además de entre el personal del colegio para determinar qué ha provocado esta intoxicación. No será hasta mediados de la próxima semana cuando sepan con certeza qué es lo que ha podido generar esta enfermedad.

En todo caso, desde el Ayuntamiento de Morón de la Frontera quisieron tranquilizar a la población. El alcalde accidental, Alfonso Angulo (PP), subrayó que “la situación está controlada”, al tiempo que recalcó que “en estos momentos lo más importante es la recuperación de estos niños lo antes posible”.


 

 

 

 

 

  • 1