domingo, 17 febrero 2019
23:03
, última actualización
Local

Más de mil vehículos abandonados fueron retirados de la vía pública el pasado año

En la capital hispalense, los meses de julio, agosto y septiembre fueron en los que se requisaron más coches.

el 11 jul 2010 / 09:57 h.

TAGS:

Un total de 7.749 vehículos fueron retirados por los ayuntamientos de las capitales andaluzas el pasado año al haber sido estacionados y abandonados por sus propietarios en la vía pública. La mayoría de estos vehículos fueron retirados en el mes de abril, a excepción de la capital hispalense, donde en los meses de julio, agosto y septiembre se requisaron más coches.

Según advirtieron fuentes de la Oficina de Vehículos Abandonados (OVA), dependiente de la empresa municipal de la limpieza de Sevilla (Lipasam), a Europa Press, además de ofrecer una imagen negativa de la ciudad, la presencia de este tipo de vehículos abandonados constituye "un foco de suciedad debido a los residuos que se originan con el paso del tiempo", pues incluso, algunos de ellos se encuentran en estado de calcinación.

De esta forma, en Almería, un total de 548 vehículos fueron retirados de la vía pública el pasado año; en Cádiz, 563; en Córdoba, 26; en Granada, 194; en Huelva, 299; en Jaén 2.463; en Málaga 2.509 y en Sevilla, 1.147 vehículos, de los que el 31 por ciento fue retirado durante el verano, es decir, durante los meses de julio, agosto y septiembre.

Asimismo, informó la OVA, estos vehículos son en muchos casos utilizados por indigentes como vivienda, por consumidores de droga, e incluso se emplean para ejercer la prostitución, de manera que para controlar esta problemática, la Ley 18/2009, de reforma de la Ley de Seguridad Vial en materia sancionadora, reguló la estancia continuada en el tiempo de dichos vehículos.

Así, se presume que un vehículo ha sido abandonado cuando transcurren más de dos meses desde que el vehículo ha sido llevado al depósito de vehículos tras su retirada de la vía pública por la autoridad competente, de igual modo que cuando permanezca estacionado "por un período superior a un mes en el mismo lugar de la vía pública y presente desperfectos que hagan imposible su desplazamiento por sus propios medios o le falten las placas de matriculación", caso en el que tendrá el tratamiento de residuo sólido urbano.

De esta manera, en el momento que la Policía Local se percata de la existencia de algún automóvil deteriorado que "podría estar abandonado" en la calle o recibe el aviso por parte de un ciudadano de que se está dando una situación así, los agentes abren un expediente en el que se toman los datos de matriculación incluyéndose fotografía del vehículo en cuestión y se intentan poner en contacto con el propietario del vehículo instándole a que lo retire de la calle en el plazo de un mes.

De no localizar al susodicho, se publican los datos que identifican al vehículo en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) para hacer público el hecho y reclamar al propietario. Tras comprobar que el vehículo no se encuentra inmerso en un proceso judicial y que tampoco hay una orden contra el mismo, es llevado a un depósito.

Una vez en este lugar, en lo que se refiere a aquellos vehículos que, aun teniendo signos de abandono, mantengan la placa de matriculación o dispongan de cualquier signo o marca visible que permita la identificación de su titular, se volverá a requerir a éste para que en el plazo de quince días retire el vehículo del depósito, con la advertencia de que.

En caso contrario, se procederá al tratamiento del vehículo como residuo sólido urbano siguiendo un proceso de descontaminación y después de destrucción tal y como indica el Real Decreto 1383/2002, de 20 de diciembre, sobre "gestión de vehículos al final de su vida útil".

VEHICULOS DESCONTAMINADOS

Según se estipula en el Real Decreto 1383/2002, todos los vehículos "deberán descontaminarse" en el momento en que se quiera desecharlos en un centro de tratamiento para su descontaminación, actuando de manera "respetuosa" con el Medio Ambiente para después ser desguazados.

De esta manera, el plazo de realización de dichas operaciones, contado a partir de la recepción del vehículo en el centro autorizado de tratamiento que realiza la descontaminación, donde se separan las piezas susceptibles de ser reutilizadas de las que pueden reciclarse, "no será superior a treinta días".

Desde que se encuentra en dicho centro, el vehículo es declarado "residuo sólido" y es entonces cuando se da de baja ante la Dirección General de Tráfico. Además, en dicho decreto se establece que "se favorecerá la reutilización y el reciclado del vehículo, por este orden".

  • 1