viernes, 22 febrero 2019
00:32
, última actualización
Cultura

Más de ocho mil visitas a la muestra de los tesoros tartesios y georgianos

Se expone en el Museo Arqueológico de Sevilla.

el 05 jun 2010 / 09:18 h.

El público se queda sorprendido de la calidad de los tesoros aparecidos en Georgia.

Hasta 8.500 personas han visitado en su primer mes la exposición El oro de los argonautas. Tesoros del Museo Nacional de Georgia , que hasta el próximo 20 de junio ofrece el Museo Arqueológico de Sevilla, informaron a Europa Press fuentes de la Delegación Provincial de Cultura. Esta muestra reúne 132 piezas de joyería y orfebrería de los siglos VII al IV antes de nuestra era, de las cuales 82 proceden del Museo Nacional de Georgia .

El preciosismo y extraordinaria maestría de los orfebres de la antigua región de Cólquide, donde se situó uno de los más populares mitos griegos -el robo del Vellocino de Oro por Jasón y los argonautas -, tiene "excelentes" muestras en esta exposición, que está comisariada por el profesor y académico de la Historia Martín Almagro-Gorbea y proyectada por el director del Museo Nacional de Georgia, David Lordkipanideze.

Las joyas halladas en las excavaciones arqueológicas de la ciudad sagrada de Vani , donde se enterraban los miembros de la realeza y la alta aristocracia, han recorrido varias capitales europeas y americanas. La presencia en Sevilla de esta muestra, única oportunidad para ver esta exposición en España y que por su importancia se ha hecho coincidir con la Presidencia Española de la Unión Europea, representa la culminación de la gira internacional.

Además, en esta exposición, que junto al Museo Nacional de Georgia ha sido organizada por la Fundación Duques de Soria , las piezas cólquidas se exhiben acompañadas de las joyas tartésicas "más representativas" que se custodian en Sevilla, como son 50 piezas de los Tesoros de Ebora y de Mairena del Alcor, y las reproducciones del Tesoro del Carambolo.

Al respecto, su comisario, Martín Almagro-Gorbea, afirmó, durante la presentación de la misma, que esta muestra "da fe de las profundas afinidades de los dos extremos del mundo conocidos en la antigüedad, y que compartían el nombre de Iberia", y animó al público a "no ver en esta muestra solo joyas de oro, sino auténticos talismanes mágicos y la mentalidad, las creencias y los sentimiento de aquellas gentes".

  • 1