Local

Más de una treintena de viviendas saldrá a subasta en los próximos cuatro meses

Entre los inmuebles que salen a puja se encuentra un edificio completo en Bormujos cuyas obras no fueron finalizadas, y varios locales y garages situados en un bloque de José de Palmete.

el 17 may 2014 / 22:30 h.

TAGS:

En los próximos cuatro meses, hasta septiembre, los juzgados de Sevilla tienen previsto, por el momento porque la lista puede aumentar hasta entonces, sacar a subasta 37 inmuebles repartidos en la capital, la provincia e incluso fuera de sus fronteras. La cifra se eleva a más de un centenar si tenemos en cuenta que uno de los elementos que sale a puja pública es un inmueble completo en Bormujos, que no está terminado, pero que se subasta de forma separada cada una de sus viviendas, garajes y trasteros. En Palmente hay un caso similar, aunque en este caso se subasta los locales comerciales y los garajes de un bloque. Los juzgados sevillanos se encargan de subastar las viviendas sobre las que se ha iniciado un proceso de embargo. / Foto: Antonio Acedo Los juzgados sevillanos se encargan de subastar las viviendas sobre las que se ha iniciado un proceso de embargo. / Foto: Antonio Acedo La cifra del centenar de viviendas puede parecer abultada, pero comparada con años anteriores, cuando en el mismo periodo se llegó a subastar el triple de viviendas, la torna en alentadora. Entre enero y hasta mediados de mayo han sido más de 60 los inmuebles que han salido a venta forzosa. Las pujas previstas se celebran en los juzgados de Primera Instancia de Sevilla, situados todos en el edificio Viapol. Uno de los casos que más llama la atención en este listado, jugoso para particulares pero especialmente para empresas dedicadas al mundo inmobiliario, es la subasta de un edificio «en construcción» en la localidad de Bormujos, que no sale a la venta de forma completa, sino de individualmente cada una de sus 28 viviendas, 29 garajes, 12 trasteros y 9 locales comerciales. El inmuebles se encuentra en la zona de la localidad conocida como Las Tinajuelas y los propietarios son dos inmobiliarias que habían contratado la hipoteca para levantar el edificio con la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), que luego pasó a manos del Banco Sabadell, que es el que ahora reclama el cobro de lo impagado. En total, la cuantía impagada asciende a 5.596.341,60 euros, a los que hay que sumar 1,6 millones en costas. La subasta se llevará a cabo en el Juzgado de Primera Instancia número 19 el 16 de julio a las 10.00 horas y en la misma la puja por las viviendas será por 211.209 euros para las de 65 metros cuadrado, de 196.235 para las de 55, y 138.611 para los pisos de 35 metros cuadrados. Los garajes salen a puja por 22.430 euros, los trasteros a 2.972 euros; mientras que los locales comerciales oscilan entre los 415.145 euros y los 227.709 euros. Un caso similar ocurre con un bloque de pisos de José de Palmente, en la calle Verdad, donde van a salir a subasta cinco garajes y tres locales comerciales, en el mismo juzgado, pero el 2 de julio a las 10 horas. En este caso, se trata de una demanda entre una constructora que solicita que se le embargue estos inmuebles a una promotora, a la que también se le han embargado las cuantías que recibe del alquiler con opción a compra de los inquilinos del edificio. La deuda reclamada era incialmente de 1005.041 euros, aunque ya se ha rebajado a 77.034 euros, y de costas por el procedimiento son 31.500 euros. Las plazas de garaje saldrán por un precio inicial de 6.569 euros, en el caso de la más barata, y de 10.835 euros, la más cara. Los precios de los locales son de 14.905, 17.485 y 20.421 euros. Todos los precios. Pero además de estos dos casos, que son ejemplo de situaciones creadas por la crisis, en el listado de subastas se pueden encontrar desde auténticas gangas hasta inmuebles por precios millonarios. En cuanto a la situación de los mismos, ocurre igual. Así, por ejemplo se puede encontrar un piso en San Juan de Aznalfarache por 26.400 euros (que será subastado el 23 de septiembre a las 11.30 horas en el Primera Instancia 18), o un local en Blas Infante por 895.902 euros (el 28 de mayo en el Primera Instancia 1 a las 10.30 horas). Para los bolsillos más pudientes, se puede pujar por una casa en la calle Antonio Susillo por 522.576 euros (el 10 de junio a las 10.30 horas en el Juzgado de Primera Instancia 18).

  • 1