Deportes

Más dureza y más espectáculo en el IV Raid Tierras de Al-Andalus

Más dureza y más espectáculo. Esa es la receta con la que el Raid Hípico Kaliber Tierras de Al-Andalus pretende consolidarse y convertirse en referente mundial entre las pruebas de resistencia a caballo. Una receta que ha atraído a jinetes de diez países, que cubrirán medio millar de kilómetros de nuestra comunidad, fragmentados en ocho etapas.

el 16 sep 2009 / 00:23 h.

La cuarta edición del evento, presentada ayer en la Fundación Cruzcampo, hará su incursión en cinco de las ocho provincias andaluzas (Cádiz, Huelva, Sevilla, Córdoba y Jaén, por este orden) y, como novedad, en los Parques Nacionales Sierra de Cardeña y Montoro y Sierra de Andújar, que acogerán las terroríficas dos jornadas finales y que vienen a sumarse al Parque Nacional y Natural de Doñana, ya asiduo en el itinerario, como parajes idílicos y de excelsa belleza, una de las señas de identidad de la también denominada Vuelta Ecuestre a Andalucía.

José Manuel Soto, auténtico promotor de este singular evento, quiso destacar ayer la "vocación divulgativa" del raid y su afán de "proyección internacional", acicates para seguir pergeñando año tras año una hoja de ruta sugestiva: "Este es el cuarto recorrido lineal de 500 kilómetros que diseñamos por caminos de tierra, en esta ocasión con el río Guadalquivir como eje", declaró.

Manuel Jiménez Barrios, secretario general para el Deporte de la Junta de Andalucía, patrocinadora del evento y representada ayer asimismo por Antonio Rodríguez Ocaña (Agricultura y Pesca), incidió en ese aspecto al recordar que "la elección de la ruta del Guadalquivir no es casual, sino que queremos poner de manifiesto, justo en el año en que se nos han traspasado las competencias de su gestión, el valor que tiene este río emblemático para Andalucía desde el punto de vista económico y turístico".

De ello darán fe los participantes en el raid, provenientes de nueve países (Francia, Alemania, Bélgica, Suiza, Inglaterra, Estados Unidos, Argentina, Italia y Portugal), que competirán con los nacionales.

EL RECORRIDO

Con el curso fluvial del Guadalquivir como referencia, la prueba partirá desde Jerez de la Frontera para rebasar su primera meta en la playa de Bajo Guía en Sanlúcar de Barrameda, dos localidades de indudable tradición equina. La segunda etapa atravesará el Parque Dunar de Matalascañas para concluir junto a la Ermita de El Rocío, desde donde los jinetes se dirigirán hacia el conjunto arqueológico de las Ruinas de Itálica, primera meta sevillana. La cuarta etapa no saldrá de la provincia, partiendo desde el Gran Hipódromo de Andalucía, en Dos Hermanas, para finalizar en el casco urbano de Carmona, etapa inédita. Y de nuevo sin salir de Sevilla, el raid recorrerá la campiña rumbo a la Escuela Ecuestre Municipal de Écija. La sexta etapa llegará hasta las caballerías reales del Alcázar de Córdoba, ciudad donde descansarán los jinetes antes de las dos jornadas de cierre, con metas en el Parque Periurbano de Montoro y en el Santuario de la Virgen de la Cabeza, en Andújar.

  • 1