martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

Más movilizaciones

Los estudiantes de Sevilla que integran la plataforma no a Bolonia anuncian nuevas movilizaciones en febrero. Se resisten a un plan que superará viejas carencias y hará posible que nuestros jóvenes tengan la oportunidad de sentirse definitivamente ciudadanos europeos con lo que eso puede significar para...

el 15 sep 2009 / 21:52 h.

Los estudiantes de Sevilla que integran la plataforma no a Bolonia anuncian nuevas movilizaciones en febrero. Se resisten a un plan que superará viejas carencias y hará posible que nuestros jóvenes tengan la oportunidad de sentirse definitivamente ciudadanos europeos, con lo que eso puede significar para ellos mismos y para un mejor futuro de nuestro país. Bolonia mejorará la universidad. Un fin de ese plan, entre los más importantes, es que los estudiantes no se dediquen sólo a preparar exámenes, sino que tengan una formación continua y mucho más tutelada. Como mantiene el presidente de la Conferencia de Rectores, Ángel Gabilondo, "hay que cambiar los modos de enseñar y aprender.

En la universidad ha habido mucha clase al dictado, mucho apunte y mucha fotocopia y eso cuesta cambiarlo". Los rectores han pedido al gobierno dinero, 100 millones como mínimo, han dicho, para que Bolonia pueda implantarse sin problemas, exigen que se aumenten las becas y que los master tengan precios públicos razonables. Y proponen para conseguirlo diálogo, negociación. Un porcentaje pequeño de profesores y alumnos siguen prefiriendo las movilizaciones. Es posible que sin ellas no se hubiera hablado de la necesidad de afinar en la reforma, pero llegados a este momentos en el que son los propios rectores los que se han puesto al frente de la exigencia al gobierno, volver a las movilizaciones, justo después de los exámenes como han explicado los integrantes de la plataforma que las promueve, es, les guste o no, una manera de darle la razón a los que aseguran que uno de los males de la universidad es que los estudiantes se dedican sólo a preparar exámenes. La formación es otra cosa, debe ser otra cosa y eso es lo que pretende Bolonia.

Periodista

  • 1