Más presencia a cambio de empleo

Los moronenses tienen sentimientos encontrados sobre la posible ampliación de la presencia militar de EEUU.

el 20 ene 2014 / 22:40 h.

Sentimientos encontrados entre los vecinos ante la posibilidad de aumentar la presencia de militares estadounidenses en la Base de Morón. Por un lado, consideran que este aumento de marines podría significar “mayor beneficio para la ciudad”.Sin embargo, ninguno de los vecinos quieren que este beneficio sea a costa de despedir a trabajadores civiles españoles de la instalación militar. En el ambiente flota la sorpresa y el desconcierto, puesto que, durante los últimos meses, han sido testigos directos de la lucha de los trabajadores ante los despidos en los diferentes Expedientes de Regulación de Empleo. empleoEs por ello, que la noticia ha dejado cierto sinsabor entre los moronenses. Por un lado alegría, en el caso de Lucía, una estanquera que vende “puros habanos a los militares que actualmente residen en la localidad”. Y aunque su negocio se beneficia de esta presencia, no quiere que este mayor número de militares “merme los puestos de trabajo que ahora están cubriendo vecinos de Morón de la Frontera”. Lo mismo le ocurre a Jesús Salgado, quien, desde su zapatería, le da la bienvenida a los futuros marines, puesto que él cree que “una mayor presencia de militares supondrá una mayor repercusión en las ventas”. Y es que son muchos los moronenses que siempre han tenido vinculación con los militares. Tomás tiene en alquiler un piso a un estadounidense trabajador de la base, y para él “de ninguna manera Morón, con la crisis que tiene, puede rechazar esta ampliación, ya que supondrá una mejora en cuanto a consumo para la ciudad”. Sin embargo, también hay temor, tanto en la ciudad como en los pueblos aledaños, ante un mayor movimiento militar. Miguel Ángel Fernández ha sido trabajador en la base y traslada su inquietud ante “el gran desconocimiento que tenemos sobre los movimientos y trabajos que allí se realizan”. Fernández, a diferencia de sus vecinos, es más escéptico y cree que “económicamente tendrá muy poca repercusión entre los comercios y restaurantes de la zona”. Diferencias de opiniones también entre las filas políticas. Desde el equipo de gobierno, Juan Manuel Rodríguez, alcalde de la localidad, ha manifestado que “la presencia de más marines debe traducirse en más empleo, algo que, por el momento no ha ocurrido”. Rodríguez hace un llamamiento al Gobierno del PP para que “tenga en cuenta el problema del empleo a la hora de tomar su decisión y, de igual manera, pida la opinión de los alcaldes de la zona afectada”. Desde el PP esperan que la noticia se traduzca “en el mantenimiento de los puestos de trabajo de los empleados afectados por los ERE”. Antonio Ramírez, portavoz de los populares en el Consistorio, confía en que “esta mayor presencia militar y movimientos se traduzcan en más demanda de empleo nacional”. Por el contrario, tanto IU como Ama Morón rechazan taxativamente este “futuro movimiento militar”. Marina Segura, concejal de izquierdas, explica que “este rearme supone exponer a los vecinos de Morón y la comarca a un peligro innecesario”. En los mismos términos se pronuncia Isidoro Ignacio Albarreal, de la Asociación Moronera Alternativa, quien siempre ha rechazado el movimiento de la base y, en concreto, “estamos en contra de esta nueva presencia militar”. En las próximas semanas se conocerá el futuro inmediato de la Base de Morón, un futuro, que se espera que traiga empleo y bonanza al pueblo.

  • 1