domingo, 21 abril 2019
23:06
, última actualización
Local

«Más que el plan de calidad, la Secundaria necesitaba profesores»

Acaba de ser reelegido secretario regional de enseñanza de CCOO, el sindicato con más asociados del sector. Blanco defiende el trabajo crítico de su afiliación, frente a quienes le acusan de ser condescendientes con la Junta. Foto: Antonio Acedo.

el 15 sep 2009 / 19:58 h.

TAGS:

-¿Por qué el plan de calidad, siendo voluntario, genera crispación y enfrentamiento entre profesores de un mismo centro?

-No entiendo por qué se ha llegado a ese nivel de confrontación ni por qué se dijo que el plan era un soborno al profesorado. La mejora del rendimiento escolar constituye sólo un 10% de los objetivos medibles del plan. Cómo no vamos a defender que se mejore la convivencia, o que trabajemos de forma más colegiada, o que se evalúe nuestro esfuerzo...

-Pero las críticas no van contra los objetivos, sino contra el modo en que ha sido planteado.

-La consejería no lo ha sabido explicar, ni se ha esforzado en hacerlo igual en todas partes. La respuesta al plan ha sido desigual en Granada y Málaga, donde el 72% del profesorado ha dicho sí al plan, que en Córdoba y Sevilla, donde el porcentaje es muy bajo.

-¿Por qué hay un rechazo mayor en los institutos?

-Verá, el modelo de trabajo que propone este plan de calidad es el del trabajo colegiado, y eso ya se venía haciendo en Primaria. Los institutos tienen más problemas académicos, peores resultados, y falta de motivación de alumnos y docentes. La ESO, antes que un plan de calidad, necesitaba más recursos de la administración, más profesores. Necesitaba un plan de choque que solucionara sus carencias. El rechazo se debe a que se juntó el descontento generalizado que había en los institutos.

-¿CCOO estaba informada de que la consejería iba a variar de estrategia sobre la implantación de proyectos educativos en la escuela, de que sería derogada la orden que regula los 11 planes?

-Bueno, la consejería había comentado que habría algún cambio, pero no que se fuera a derogar de repente. Nosotros ya criticamos la política de planes y proyectos escaparate. Algunos, como los TIC, los bilingües o el plan de coeducación deben generalizarse. Todavía no sabemos cómo lo harán, pero nos parece bien que sea la consejería la que se encargue de extenderlos. Después hay planes escaparate que pueden generar diferencias entre unos centros y otros, y no tiene sentido que continúen. También habría que revisar el bilingüismo, que llega a muy pocos colegios, y va a llegar a menos, porque no hay profesores preparados en idiomas. Además ahora hay segregación del alumnado, porque en un colegio con dos cursos, sólo uno es bilingüe.

-¿Considera que no está funcionando el bilingüismo?

-No. Y hemos insistido en que tendríamos que replantear ese modelo. Hay que apostar por el idioma con más horas de clase y, sobre todo, potenciar la formación del profesorado en el extranjero y con más auxiliares de conversación.

-¿Cuántos alumnos piensa que se beneficiarán este año de las becas salario de 6.000 euros?

-No lo sabemos. La consejería no ha hecho una propuesta formal en los presupuestos. Cuando el presidente anunció la medida, lo criticamos mucho. Estas fórmulas son muy costosas, y no van a fomentar que haya más escolarización en las enseñanzas postobligatorias. En un momento de recorte presupuestario, sería más justo que el dinero que se vaya a gastar en becas salario se destine a más profesores, o a adelantar la LEA. Seis becas salario equivalen al salario anual de un docente.

-¿Andalucía está en condiciones de recortar el fracaso escolar en cuatro años?

-No. Estamos muy por debajo de la media de la OCDE. De cara al 2012 es imposible, aunque la Junta se haya comprometido a ello. La LEA no estará totalmente implantada hasta 2011, así que no empezará a dar sus frutos hasta dos o tres años después.

-¿Los maestros andaluces cobran mucho o poco?

-Están en la media del Estado, pero deberían cobrar más.

-¿Por qué la Junta prefiere no retirar los crucifijos de las aulas?

-Creemos que puede hacerlo. En Andalucía cada vez hay más inmigrantes en las aulas, con otras religiones. Es importante dejar los crucifijos fuera de la escuela.

  • 1