martes, 26 marzo 2019
21:14
, última actualización
Cultura

Más que la hermana de Paco

"Un regalazo de Dios". Así define María León (Sevilla, 1983) el papel de La Chari, la nueva cajera de La tira, la serie que emite todas las tardes laSexta. Pero a esta joven actriz de hermano hiperconocido (Paco León) podremos verla este año en otra serie y en una película, aunque lo que ella ansía es volver al teatro.

el 15 sep 2009 / 21:43 h.

"Un regalazo de Dios". Así define María León (Sevilla, 1983) el papel de La Chari, la nueva cajera de La tira, la serie que emite todas las tardes laSexta. Pero a esta joven actriz de hermano hiperconocido (Paco León) podremos verla este año en otra serie y en una película, aunque lo que ella ansía es volver al teatro.

No lo puede negar. El parecido es más que evidente. Sí, es hermana de Paco León. Y no sólo no le pesa sino que además ejerce de hermanísima: "Me encanta tener el hermano que tengo. Claro que hay comparaciones, además, nos parecemos mucho, pero él es un genio y para mí es un orgullo y no me ha perjudicado en absoluto". Dice que ambos han "mamado de la misma teta" y eso se nota. Quizá por eso la televisión también la haya adoptado a ella como una más de la familia catódica. Y es que en su corta pero intensa carrera, María León ya ha lidiado con varios papeles en series como SMS, Hospital central o Cuenta atrás.

Ahora, la sevillana, afincada en Madrid, se enfrenta a un nuevo reto: un papel fijo en la serie de sketches de laSexta, donde comparte créditos con Santi Rodríguez, Esther Rivas, Juan Carlos Villanueva y Diego París. En La tira, María da vida desde el pasado viernes a la Chari, la nueva cajera del supermercado, una joven madre soltera con tres hijos de diferentes padres. "Es un bicho. Es una niña con niños, una chica salvaje, de barrio, una madre coraje y una mangante. Es una mezcla entre Mowgli de El libro de la selva y Lola Flores", dice riendo. Y añade: "A la Chari nadie le ha enseñado nada nunca y es un disparate porque pega a las clientas, roba en el supermercado y siempre está metiendo en líos a su compañera".

"El proyecto me fascina porque es comedia y porque el personaje me encanta. Estoy en racha y hay que aprovechar esto". De momento, María ha decidido concentrarse en este papel pues "la serie está ya consolidada y es bastante difícil sustituir a Mariam Hernández, la anterior actriz, que llevaba nueve meses haciéndolo muy bien".

Sin embargo, a María León la volveremos a ver en la pantalla pequeña en febrero en la miniserie Una bala para el Rey, que emitirá Antena 3 basada en un hecho real: el intento de asesinato del Rey por parte de ETA en 1995 en Mallorca.

Dirigida por Pablo Barrera y protagonizada por Víctor Clavijo (Tres días), María dará vida a una policía que pasó dos años en un piso franco vigilando a un etarra. "Es una joven profesional, obsesionada con su trabajo y que compartirá ese tiempo con un policía inexperto y muy guapo".

Además, la actriz aparecerá en la película Fuga de cerebros, un proyecto que ella misma no definiría como su debut en el cine. "Se trata de una participación con otros jóvenes actores y la hice porque se trata de una comedia", afirma, a la espera de un papel mayor en la pantalla grande. El filme, dirigido por Fernando Cabrera, es una comedia romántica gamberra protagonizada por los televisivos Amaia Salamanca (Sin tetas no hay paraíso) y Mario Casas (Los hombres de Paco), con los que María León coincidió en la serie SMS.

Un deseo. Sin embargo, lo que María León ansía es regresar al teatro. En 2008 representó junto a Emilio alonso y Juan Carlos Sánchez la obra Juan de Mairena, dirigida por Pedro Álvarez Ossorio. Fue su presentación sobre las tablas y, según sus palabras, "una experiencia maravillosa".

Además de representar la obra en Sevilla y hacer una gira que la llevó hasta Latinoamérica, María León tuvo el privilegio de compartir escenario con "dos monstruos". "Aprendí mucho con ellos dos, fue una enseñanza muy grande y estoy loca por volver a hacer teatro", asegura emocionada.

Clara, directa, espontánea y con sentido del humor. Con estas cualidades y con mucho talento, María León afronta una prometedora carrera con las cosas muy claras: "Yo sólo quiero trabajar. No quiero fama, me da miedo. No me aporta lo que yo quiero en mi vida", dice, en referencia al fenómeno que envuelve a otras estrellas televisivas, entre ellas, a su amigo Miguel Ángel Silvestre, el Duque de la serie Sin tetas no hay paraíso: "Hay que agradecerle a la gente que te admire, pero es todo un fenómeno y, si llega, hay que vivirlo, pero agarraíta en el sofá y deseando que pase".

  • 1