Deportes

Más que venganza, hubo rendición

Tres partidos con el Barça son demasiados para cualquiera. Menos mal que el triple duelo ha acabado. La Copa para el Sevilla, la Liga para los catalanes. No es mal bagaje de entrada, pero las dos primeras batallas dejaron efectos colaterales.

el 17 ene 2010 / 00:00 h.

El centrocampista del FC Barcelona Xavi (d) juega el balón ante Lolo, del Sevilla.
La mayoría de los sevillistas barruntaban lo que iba a ocurrir ayer y finalmente ocurrió en el Camp Nou: que el Sevilla iba a caer con más o menos claridad ante el Barça. Había elementos de juicio que apuntaban sobradamente hacia la misma dirección. No todas las noches Palop puede tener la inspiración colgada del larguero y no todas las noches se puede resistir de forma heroica ante el mejor equipo del mundo. Esos argumentos también los manejaba Manolo Jiménez, y por eso reservó a Negredo, a Renato, a Adriano, ni siquiera convocó a Romaric y probó con un nuevo sistema y con nuevos jugadores en el once: Marc Valiente y José Carlos.

Y, pese a las controvertidas decisiones que tomó ayer el entrenador del Arahal, no fue el día ayer para tomar partido entre detractores o defensores del técnico del Arahal. Era más que previsible que el Sevilla, tal y como está, con las bajas que tiene, no iba a poder plantar ara al Barça cara de la misma manera que el pasado miércoles. Por eso decidió ‘tirar’ el partido y comenzar a cuidar la eliminatoria de los cuartos de final ante el Deportivo de La Coruña.

Pero claro, el Sevilla es un grande, o tiene algunas, varias o muchas cosas de grande. Y una clasificación de Copa no convalida por nada. El equipo nervionense está adoptando la peligrosa e inadecuada costumbre de perder partidos, cuatro seguidos en la Liga, tres seguidos entre la Liga y la Copa del Rey. Y pasa factura. El Valencia ya se escapa y comienzan a sumarse equipos a la pelea de los hispalenses, como el Athletic de Bilbao.

Las lesiones se suceden, los jugadores caen como moscas –ayer Konko– y físicamente el equipo anda corto, muy corto. No todos los días se va a enfrentar el Sevilla al Barcelona, está claro, pero jugando con la fórmula física propuganda por Jiménez en los últimos partidos puede caer hasta el utillero.

  • 1