Deportes

Más tímido que líder

El Betis sólo jugó seis minutos de verdad en todo el partido y no le bastó, aunque por poco, para reforzar su liderato.

el 27 mar 2011 / 22:29 h.

El Betis que jugó y perdió en Vallecas no fue el Betis que venía de cinco jornadas sin ganar ni el Betis que había recuperado el liderato. El Betis que Pepe Mel presentó en Vallecas fue timorato, reservón, demasiado apegado al juego directo cuando había tiempo de sobra para sondear otras opciones y demasiado obcecado con triangular cuando ya no había tiempo (y, sobre todo, espacio) para eso. Desperdició el conjunto verdiblanco la primera parte, entregada de cabo a rabo al Rayo por cierta obsesión a no dejar ningún metro libre entre la defensa y el centro del campo. Tal fue el temor del Betis que Rubén Castro y Ezequiel fueron interiores puros y el resultado fue dos líneas de cuatro bastante juntas, Emana a su aire en la mediapunta y Jorge Molina como único referente para un equipo que se hartó de mandarle balonazos imposibles. Tras el descanso, el Betis sí recuperó sus señas de identidad. Apareció Beñat, Emana tuvo algunos minutos de utilidad y sólo Casado y Cobeño (dos exsevillistas tenían que ser) evitaron que el líder se fuese de allí más líder. El problema es que el arreón duró siete minutos. Luego se lesionó Belenguer, salió Arzu, marcó el Rayo y Mel quitó a Molina. Total, que el Betis ni siquiera pudo acudir al juego aéreo cuando ya era la única opción posible y el partido se fue muriendo poco a poco.

  • 1