Local

Mata a puñaladas a su ex pareja pese a tener una orden de destierro

Ella se creía fuera de peligro porque su pareja tenía una orden de destierro y debía estar fuera de La Rioja. Pero la mató. El agresor, de 52 años, se suicidió en la madrugada de ayer. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 08:49 h.

TAGS:

Ella se creía fuera de peligro porque su pareja tenía una orden de destierro y debía estar fuera de La Rioja. Pero la mató. Otra mujer murió a manos de su pareja, acuchillada, en Logroño. Ocurrió en la mañana del lunes. El agresor, de 52 años, se suicidió en la madrugada de ayer usando el mismo arma.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 recibió a las 11:15 horas del lunes una llamada alertando de la presencia de una mujer, acuchillada, en el número 101 de la calle Avenida de Burgos, en el barrio de Yagüe. Acto seguido se avisó a Policía Nacional y Local, así como al Servicio Riojano de Salud y a la unidad de apoyo psicológico. La mujer, identificada como T.S, de 49 años y nacionalidad rumana, fue trasladada al Hospital San Pedro de Logroño.

La víctima murió a las 6:30 horas de la mañana después de ser sometida a una operación de urgencia puesto que presentaba múltiples heridas por arma blanca en sus órganos vitales.

La pareja tenía dos hijas mayores de edad y se había separado en marzo pasado, cuando el hombre fue condenado a año y medio de cárcel por un delito de malos tratos y otro de amenazas.

No ingresó en prisión por carecer de antecedentes penales, pero se le desterró de La Rioja y se le impidió comunicarse con su ex mujer, quien trabajaba en un bar regentado por una de sus hijas. Aun así, la Policía Nacional y Local prestaron las medidas de protección necesarias a la víctima, con la que tenían contactos continuos para verificar si su ex marido podía volver a agredirla.

No obstante, el riesgo se redujo a un nivel bajo porque todos creían que el hombre ya no vivía en Logroño. Así se lo comunicaron a los agentes que el lunes sobre las 16:00 horas llamaron a la mujer. Pero ella no les comentó que el sábado por la noche aparecieron pintadas ofensivas en rumano junto al bar, lo que podría haber sido un presagio del fatal desenlace.

Se trata de la extranjera número 91 que ha sucumbido a la violencia de género en España en los últimos cuatro años. Otra mujer de 35 años, colombiana, denunció ayer ante la Policía que su pareja, portugués de 37 años, tras amenazarla con tirarla desde el séptimo piso en que vivían, también en Logroño. Pero no fue el único caso: La Policía Local de Murcia detuvo a otro agresor en Murcia tras pegar a su pareja en plena calle. Y otros cuatro hombres fueron arrestados este fin de semana en Bilbao acusados de sendos delitos de violencia machista.

  • 1