Local

Mata a su ex pareja y deja a su bebé grave al quemar su casa en La Línea

Andalucía añadió ayer una nueva muerte, la sexta este año, a su macabra lista de asesinatos por violencia doméstica. La víctima esta vez fue J.M.L., de 40 años, que murió después de que su ex pareja, J.M.E, de 42, incendiara su casa. La hija de ambos resultó herida grave. Sobre el agresor pesaban varias denuncias y una orden de alejamiento.

el 16 sep 2009 / 04:27 h.

TAGS:

Andalucía añadió ayer una nueva muerte, la sexta este año, a su macabra lista de asesinatos por violencia doméstica. La víctima esta vez fue J.M.L., de 40 años, que murió después de que su ex pareja, J.M.E, de 42, incendiara su casa. La hija de ambos resultó herida grave. Sobre el agresor pesaban varias denuncias y una orden de alejamiento.

Los vecinos y familiares habían presenciado numerosas peleas desde hace varios meses y las amenazas del presunto asesino sobre su víctima eran constantes. Por eso ella acudió a la Asociación de Mujeres en Búsqueda Activa de Empleo -que también asiste a mujeres maltratadas- y recibió el asesoramiento que necesitaba. Entonces denunció al que había sido su compañero, J.M.L. La primera querella se registró en noviembre pasado, y después vinieron al menos dos más, según dicha asociación. Quería proteger a la hija que ambos tenían en común, de apenas 30 meses de edad.

La Policía Local le recomendó en tres ocasiones, por teléfono y por carta, que se acogiera al programa de protección de víctimas de su municipio, pero ella nunca contestó a esos requerimientos. Se empeñó en lograr una orden de alejamiento, que se dictó finalmente "hace unos días", según confirmó ayer la Junta de Andalucía. Así el hombre no podía acercarse a su antigua compañera, una prohibición que él ya se saltó la semana pasada. Ayer, a las 10.55 horas, violó de nuevo esa orden, acudió a la casa de J.M.L., en el número 13 de la calle Palangre de La Línea de la Concepción (Cádiz), y le prendió fuego. Es lo que dice la investigación preliminar de la Policía Nacional. Su atroz acción tuvo como resultado la muerte de su ex pareja y las heridas graves de la hija de ambos y de una familiar de la fallecida, una joven de 19 años.

Según explicó ayer la Policía Local de La Línea, los efectivos que llegaron al lugar de los hechos fueron alertados de la presencia en la casa de las tres mujeres -las otras dos hijas de la víctima mortal se encontraban en el colegio en el momento del siniestro-. La prioridad era asistir a la niña, con menos autonomía para poder salir del piso por sí misma. Los agentes cortaron los barrotes de una verja con una máquina radial que le dieron los vecinos y, a continuación, uno de ellos entró en la planta superior de la casa y sacó a la pequeña, que presentaba "quemaduras en sus extremidades superiores". Ya en la calle, otro compañero cogió a la menor y le realizó la reanimación cardiopulmonar hasta la llegada del 061, unos diez minutos después.

policías heridos. Los dos agentes sufrieron quemaduras en los brazos durante el salvamento, por las que tuvieron que ser ingresados en el Hospital Puerta del Mar de Cádiz. La niña presentaba unas constantes vitales muy bajas, por lo que fue trasladada en helicóptero al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla para ser tratada de sus quemaduras. Se encuentra en estado grave.

La allegada de su madre, de 19 años, fue rescatada con menos dificultades, pero con quemaduras en el 40% de su cuerpo; tras ingresar en un hospital linense, también fue derivada a Sevilla en estado muy grave. Al cierre de esta edición se temía por la vida de la niña y por la de la joven.

J.M.L. fue encontrada entre los rescoldos de la vivienda, ya sin vida. La Policía Local confirmó que murió a causa de la inhalación de humo, y no por las quemaduras generadas por las llamas. Aunque la estructura de la casa aguantó, el incendio fue de una gran virulencia, de ahí que otras diez personas, entre vecinos y bomberos, tuvieran que ser atendidas, sobre todo por inhalar humo. "La casa era un horno", describió gráficamente uno de los policías.

El detenido como presunto asesino permanece detenido en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en La Línea, a la espera de pasar a disposición judicial. Si se le procesa por asesinato cumplirá al menos 15 años de pena.

  • 1