Local

Mata a su mujer y a sus hijos en Yecla y después se suicida

La violencia doméstica dejó el viernes una de sus jornadas más negras. Un hombre mató a su esposa y dos hijos, de 6 y 4 años, en la localidad murciana de Yecla. Usó un cuchillo para asesinarlos, llamó a la Policía para avisar de lo ocurrido y, cuando llegaron los agentes, se disparó un tiro en la cabeza.

el 15 sep 2009 / 07:47 h.

TAGS:

La violencia doméstica dejó ayer una de sus jornadas más negras. Un hombre mató a su esposa y dos hijos, de 6 y 4 años, en la localidad murciana de Yecla. Usó un cuchillo para asesinarlos, llamó a la Policía para avisar de lo que había hecho y, cuando llegaron los agentes, se disparó un tiro en la cabeza con una escopeta.

El dramático suceso ocurrió en torno a las nueve de la mañana en una casa unifamiliar ubicada en las proximidades del polígono industrial de La Herrada, en un paraje rural. Tras la llamada, al lugar se desplazó de forma inmediata un destacamento del Cuerpo Nacional de Policía y, a su llegada, los agentes vieron al autor de la llamada portando una escopeta en las manos, de la que se escapó un disparo.

Según el delegado del Gobierno en Murcia, Rafael González Tovar, un agente realizó un disparo intimidatorio y, al acercarse, el hombre volvió la escopeta hacia sí y se disparó a la altura de la barbilla.

Ya en el interior de la casa los agentes encontraron a una mujer y dos niños muertos por arma blanca, juntos en el suelo y sobre una manta.

González Tovar informó asimismo de que el parricida responde a las iniciales de J.P.V., de 43 años, y la mujer J.S.A., de 39, y que no se tiene conocimiento de denuncias previas de la esposa contra el marido.

El alcalde de Yecla (Murcia), Juan Miguel Benedito, afirmó que el parricida atravesaba "una crisis económica importante". Así, apuntó que tal vez podría haber sido ésta la causa de lo ocurrido.

Asimismo, anunció que el lunes, en la Plaza Mayor del Consistorio de la localidad murciana, se guardarán dos minutos de silencio en repulsa por los hechos y en apoyo y solidaridad a la familia. Desde el equipo de Gobierno municipal también se decidió redactar un documento conjunto, entre Comunidad, Delegación y Ayuntamiento, al tiempo que se decretaron tres días de luto oficial.

Los vecinos de la familia no pueden creer lo sucedido y afirmaron que esta "tragedia" sólo puede estar motivada por que al padre se le haya "ido la cabeza". El vecindario destacó que se trataba de una familia "honrada y trabajadora" que, aparentemente, no tenía problemas.

  • 1