Economía

Materia prima al rojo vivo

La inestabilidad en Oriente Próximo ‘enciende' el petróleo y el oro.

el 21 feb 2011 / 21:05 h.

La tensión creciente en el Norte de África, especialmente en Libia, ha hecho que el precio del crudo se dispare de nuevo y los metales preciosos, en especial el oro, retomen la consideración de valor refugio, con cotizaciones que marcan récords. La bolsa, por su parte, está muy sensible a los problemas de Oriente Próximo.

La cotización del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, superó ayer por primera vez desde el 25 de septiembre de 2008 la barrera de los 105 dólares, debido a la escalada de tensiones en Oriente Próximo, especialmente en Libia.

En concreto, el Brent de Mar del Norte, se colocó en los 105,45 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE), más de dos dólares por encima del cierre del pasado 18 de febrero (102,96).

Por su parte, en el Nymex de Nueva York, el barril de Texas alcanzó los 91,42 dólares y cotizó fuertemente al alza tras abrir la jornada en 86,38 dólares, marcando su nivel más elevado desde el 4 de febrero.

Por su parte, en el mercado de divisas, el euro cedió posiciones frente al dólar estadounidense y, al cierre de la sesión, el cambio entre las dos monedas quedaba fijado en 1,3671 unidades.

La presión sobre el dirigente libio, Muamar Gadafi, que lleva cuatro décadas en el poder, parece ir en aumento después de que las protestas en su contra hayan llegado a la capital, donde habría ya centenas de muertos.

Las principales petroleras europeas con actividad en Libia han comenzado a evacuar a su personal y, en algunos casos, a suspender sus actividades, ante la inseguridad en el país.

En el caso de Repsol, la compañía está trabajando para preservar la integridad de su veintena de trabajadores en la zona. "Nuestra prioridad es la seguridad de la gente", indicaron fuentes de la petrolera a Europa Press, sin dar más detalles.

El grupo presidido por Antonio Brufau desarrolla su actividad en el área de Murzaq, situada en una región desértica de difícil acceso. Repsol obtiene entre el 3,8% y el 4% de su producción en el Estado norteafricano.

Libia bombea unos 1,6 millones de barriles al día, lo que le convierte en el tercer mayor productor petrolero de toda África, sólo por detrás de Nigeria y Angola.

Mientras, la bolsa española cerró la sesión de ayer con una caída del 2,33%, la mayor desde el pasado 29 de noviembre, que situó al Íbex 35 en la cota de los 10.810,5 puntos, tras cotizar por encima de los 11.000 enteros durante la pasada semana.

Las tensiones en Oriente Próximo y la subida del Brent, que puede determinar una revisión al alza de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo antes de lo previsto, introdujeron la tensión.

La mayoría de las operaciones de producción petrolera de Libia se encuentra en el Este del país, al Sur de Benghazi, segunda ciudad y epicentro de las protestas.

La inestabilidad se hizo también evidente en los metales preciosos, que siempre actúan como valor refugio. Así, el oro se situó en 1.403,38 dólares la onza, dos más que en la víspera en el mercado de Nueva York. Y el platino se negoció a 1.845,49 dólares la onza, frente a 1.833,50 marcados el día anterior.

La conflictividad ha reforzado ese carácter de valor refugio que se iniciara con la crisis económica.

  • 1