lunes, 12 noviembre 2018
18:30
, última actualización
Local

Mati hace divertidas las matemáticas

Los cuentos en internet de una catedrática de la Hispalense revelan los secretos de la asignatura más odiada.

el 10 feb 2012 / 13:09 h.

TAGS:

Clara Isabel Grima es catedrática de Matemáticas aplicadas en la Facultad de Ingeniería Informática de la Hispalense y cada curso comienza sus clases de Matemáticas Discretas y Geometría computacional con unas transparencias de los Lunnies que usó para explicar en la guardería de su hijo a qué se dedica mamá. Distribuyendo en planos a los niños y repartiendo caramelos logró que comprendieran que su trabajo consiste en diseñar algoritmos para que los ordenadores resuelvan problemas geométricos. Y a sus alumnos de universidad les digo que esto lo puede entender un niño de 3 años".

 

Jugando con sus hijos, empezó a inventar cuentos protagonizado por Mati y sus Mateaventuras para explicarles situaciones cotidianas en las que cálculos, teoremas y problemas geométricos están presentes. "Empecé a contarlo en mi blog y las preguntas que me hacían los niños, que muchas veces son más interesantes que las de mis alumnos de la Universidad, que solo preguntan lo que cae en el examen. Como ellos no tienen esa espada de Damocles, lo suyo es pura curiosidad", reconoce.

Una editorial catalana contactó con ella y le ofreció poner cara a Mati, de la mano de la ilustradora Raquel García, para publicar un libro (Mati y sus mateaventuras:hacia el infinito y más allá), y el blog literario Libro de notas , le pidió que escribiera para su sección infantil. En mayo de 2011 apareció la primera historia, El 1 nunca fue un soldado -donde enseña desde el origen de los números arábigos hasta la regla que rige las multiplicaciones de las cifras formadas solo por 1-, que en solo cuatro días logró 4.500 visitas. Desde entonces, sus historias quincenales ya superan las 54.000 visitas y ha recibido el premio Bitácoras al mejor blog educativo. Varios colegios sevillanos usan sus materiales y la han invitado a dar charlas.

Elige los temas a partir de las preguntas de sus hijos y sus amigos, y en los relatos incluye sus reacciones a sus explicaciones. También prueba los cuentos con ellos. Frente a la mala fama de las mates, sostiene que "lo que no gusta es porque no se entiende".


  • 1