miércoles, 19 diciembre 2018
01:41
, última actualización
Deportes

Matilla, el tercero que hace ‘crac’

El quereño dice adiós a la temporada por una rotura en el ligamento cruzado anterior. La lesión crea un problema al club, que quería deshacerse de su ficha este mercado invernal.

el 13 ene 2015 / 12:07 h.

La mala suerte se está cebando esta temporada con el Betis en forma de lesiones. Javier Matilla no jugará más en lo que queda de curso debido a una rotura en el ligamento cruzado anterior y un esguince en el ligamento lateral interno de su rodilla derecha. El centrocampista heliopolitano será intervenido el próximo lunes por el doctor Santiago Pérez Hidalgo en la clínica Fremap. Es la tercera lesión de este tipo que afecta a la plantilla verdiblanca durante la 2014-15, después de la de Álvaro Vadillo en la pretemporada y la de Álex Martínez en el envite contra el Barcelona B el 8 de noviembre. La peor de las noticias para el conjunto heliopolitano y para Matilla se conoció ayer por la mañana. El quereño, que se lesionó en el encuentro del pasado sábado frente al Tenerife, fue sometido a nuevas pruebas que determinaron el alcance exacto de su dolencia y que complementaron a la exploración inicial que le hicieron los servicios médicos de la entidad tras retirarse del partido. De esta forma tan dura y cruel se acabó la campaña para un futbolista que comenzó siendo imprescindible, pero que desde la salida de Julio Velázquez desapareció del terreno de juego y de muchas convocatorias. Matilla mostró buen nivel durante los primeros enfrentamientos del curso, pero poco a poco su nivel y su juego fue dejando mucho que desear. A pesar de ello, Velázquez siguió apostando y creyendo ciegamente en él y no lo sacó del once titular en ninguno de los 14 choques ligueros que estuvo al frente del equipo bético. Pero todo cambió para el de Quero cuando llegó Merino y lo dejó sin jugar en su primer partido (Llagostera) y sin convocar en los otros tres que estuvo (Mallorca, Lugo y Racing de Santander). Dinámica que continuó Pepe Mel en el encuentro frente el Alcorcón. En cambio, el pasado fin de semana ante el Tenerife, el centrocampista bético tuvo un nuevo renacer, ya que el técnico madrileño, ayudado por las ausencias obligadas de N’Diaye y Kadir, apostó por él, lo convocó y, además, le dio minutos. Salió en el 60’ en lugar de Cejudo y dejó muestras de su calidad hasta que se tuvo que ir lesionado en el 83’. En su puesto entró el canterano Fabián, que le ganó la partida al 8 heliopolitano cuando llegó Merino y que ahora seguro que seguirá contando con oportunidades. A Matilla le espera un largo periodo de recuperación y unos meses más de verdiblanco, pues todo el tiempo que va a estar ausente hará que no empiece a entrenarse hasta el verano, cuando los equipos se están construyendo. Revés económico La lesión de Matilla es un nuevo contratiempo en forma de lesiones que afecta a las arcas de la entidad, que tenía entre sus planes su salida en este mercado invernal para ahorrarse su sueldo y tener más posibilidades a la hora de acometer unos fichajes que se antojan necesarios, y más teniendo en cuenta el tope salarial que impone la Liga de Fútbol Profesional a los clubes. Ahora, la entidad de La Palmera se ve obligada a seguir asumiendo su ficha y sin poder contar con él. A finales de junio de 2011 el Betis cerró el fichaje del futbolista quereño por 1.350.000 euros. Llegó procedente del Villarreal y firmó por tres años. Por lo tanto, en la 2013-14, una después de su fructífera cesión al Murcia, terminó contrato y por ello, desde Heliópolis decidieron renovarlo para otras tres campañas, es decir hasta e 2017. Decisión que ha sido muy criticada, ya que Matilla no ha llegado a rendir al nivel que todos esperaban. Este año en Segunda División, con el espejo de su buena actuación en el conjunto murciano, se antojaba un hombre clave y su buen comienzo así lo reflejó. Luego se diluyó y ahora el club debe esperar a que se recupere para decidir qué hace con él.

  • 1